martes, 31 de agosto de 2010

¡ANDA QUE NO!


¡Hagamos algo especial antes de que nos convirtamos en suelo!.

Algo como darte un beso donde nadie te haya besado por muy improbable que sea el propósito.

Algo como aparcar en doble fila en tu calle, llamar al timbre de tu vecina, subir hasta tu puerta y aporrearla hasta que salgas para darte un paquete de gominolas que empiezan a deshacerse del calor.

Salir corriendo.

Perder una chancla, Cenicienta poligonera.

Cogerte una coleta porque el calor te ahoga y oir el corazón rebotarte en la prisión de las costillas mientras esperar oir tus pasos escaleras abajo o la puerta cerrándose.

Los barrios de mi pueblo tienen bares, los del tuyo botellerías que ponen tapas de boletus.
Yo quiero boquerones fritos y bravas de las que pican.

Bésame otra vez. Busca de nuevo el recoveco nunca hallado.
¿Qué tal en la nuca de bestia dominada?
No, ya es territorio comanche.

Los rizos me hicieron y ahora me recobran.
Criatura deliciosa que crece en mi como un susurro no expresado.
Deliciosa.
Glutinoso delirio de coca-cola envuelto en pica-pica.
Deliciosa criatura que sorprende en su timidez feroz que degüella falsa virtudes.

¿Y yo?

Tú aun están envuelta en papel de regalo

viernes, 27 de agosto de 2010

SIGUE LA CORRIENTE


- ¡Oye! - me grito - Que sepas que he leído tu diario y en él las cosas horribles que opinas sobre mi.
- ¿Por qué has leido mi diario?.
- No me cambies de tema: te has pasado. Eres mala persona porque opinas cosas horribles de mi.
- Es posible, pero ¿por qué has leído mi diario?. Es mío, privado y lo tengo escondido debajo de la cama. ¿Cómo has entrado en mi casa, buscado y leído mi diario sabiendo que es algo privado?.
- ¡Minucias!: eres mala persona por escribir cosas feas de mi sabiendo que puedo entrar en tu casa, romper el candado del diario y leerlo.
- Visto así si, tienes razón: soy una mala persona, porque sigo pensando que eres una loca peligrosa y lo volvería a escribir en mi diario.
- Yo nunca pasaría ese límite.
- Eso te hace mejor persona que a mi, sin duda: mira, ayer sin ir mas lejos me atreví a meter en el horno ENCENDIDO  algunas partes de un bebé de oveja . Creo que eso ya debe ser constitutivo de delito, pero lo empeoré: ME LO COMÍ DESPUÉS.
- Oh Dios, eres un monstruo.
- Eso me parecía....

miércoles, 18 de agosto de 2010

FEROCES

- A mi me gustan los animales feroces.
- ¿Feroces?.
- Si, feroces, como las mariposas, las musarañas...
- O los leones.
- O los osos panda...
- Los berberechos...
- Y las amapolas.
- Pero solo las rojas.
- Uy si, las amapolas y los domingos de invierno por la tarde.

No le des la espalada a la ferocidad, mira que tiende al infinito.

viernes, 13 de agosto de 2010

AHORA SI



Con nombre ilustre y apellido de caballo, fue pintada ochenta años antes de nacer y las sirenas se extinguieron por la envidia que les provocaba no alcanzar ni su gracia ni su belleza. En mi provocaba la locura de querer voltear todo el tiempo: Otra vuelta en el aire mientras el cielo se torna tierra y la tierra horizonte. Y a media voltereta soltar el aire y cerrar los ojos antes de quedarme a vivir en los océanos sin fondo donde los peces no nadan ni son dorados.

Veintidós kilos de iridio en mi cantimplora del monito.
Desde arriba se ve muy abajo.
Desde abajo parecía mucho mas arriba.
Y si me quedo a vivir aquí no pasa nada. Y si me marcho volveré mañana.

La perfección no existe. La perfección no es grata. La perfección es un invento exiguo de los dioses que se aburren de no ser creídos mientros yo, aun sin mirar atrás, se que el viento que me acaricia el cuello se queda a dormir en tu pelo, justo ahí detrás.


Y YA NADA PUEDE YA TOCARME


APUNTAR COMO PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

Debo dejar de fingir que me duele lo que no me duele: eso no me hace mejor: ME HACE MENTIRA.

Debo dejar de disculparme por cosas de las que no me arrepiento y que volvería a hacer una y otra vez y que me hacen reir (aunque sea bajito).

viernes, 6 de agosto de 2010

EL DIA QUE CASI ME LOBOTOMIZAN


Casi me pierdo. Casi me lobotomizan, con lo que eso duele. Y YO MIRANDO A MARTE!
No leí las señales. No hasta que pequeña ciruela con sus 5 años (y medio) me dio una bofetada con sus ojos abiertos como platos y me dijo lo que yo ya sospechaba: "ME DA MIEDO".
Y me vi adormecida en una telaraña en la que su moradora, del todo pegajosa , sólo quería arrancarme todo cuanto yo era para hacerlo suyo porque yo lo tenía todo y eso es provocador para el que nada posee.
Súcubos, esos, de los que hablo tan a menudo y que no supe ver.
Casi me borra.
Casi me mata.
Encontré la recortada a tiempo para descerrajarla un tiro en el pecho y otro en la cabeza que estalló como una calabaza. Ya cabalgaban en mi ayuda "El Dorado", "JC Skeleton", "Reina Makeda"....
Uf que susto. Mira que casi no lo cuento....

Encerada la canana subo en el bayo elegante de mirada que aletea. Me alejo con una sonrisa en los labios resecos. Sonreí aliviada  porqu al menos había protegido mis mayores tesoros al enterrarlos en el desierto, bajo la fuente seca.

En un papel de servilleta de bar debo escribir "La suerte no es determinante. Somos nosotros los que escribimos la ruta. Si huele a leche, sabe a leche y parece leche, seguramente será leche. La mala suerte más mala trae".

Y ahora, a recuperar el tiempo perdido....  sin más, un "vete a la mierda" on the rocks.


PD. Voy a mudarme. Lo haré de puntillas para que los malos no me encuentren. A los buenos os mandaré las señas. Tranquilo "Dorado", la rotonda ya no asusta.
Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo