viernes, 26 de diciembre de 2008

DEJARSE DECEPCIONAR

- Todas las personas que me rodean me decepcionan.
- Eso te pasa por rodearte de personas decepcionantes.

Fracasamos continuamente.

Ayer escuché que el éxito es la rara excepción al perpetuo fracaso en el que solemos vivir. De eso se trata. Tropezar una y otra vez para levantarnos con la ilusión de que algún día no tropezaremos y que ese día cambiará nuestro destino.

"Se puso el vestido negro por la cosa de que estilizaba. Se miró en el espejo y se pintó en cero coma porque los otros esperaban abajo. Los otros, a los que había tenido que ayudar a acicalarse estaban ahora refunfuñando porque ella tardaba en arreglarse. Porca miseria. Cuando salio a la calle pensó que la austeridad elegante y monocromática que adornaba los árboles de la calle Real, era augurio de cosas buenas. Se arrebujó un poco en el abrigo y miró al cielo. Por desgracia, no se veía ni tan siquiera una estrella. Llegó a la casa en la que iba a cenar. Alguien le preguntó a él que tal lo había pasado en las bodegas de ron y el sonrió tenso. Ella no sabía nada de aquella excursión. Le miró y supo que siempre mentiría. Mientras partía trocitos pequeños de carne para la polluela, su vista se nubló y pensó que, una vez más, había tropezado".

Quizás sea mejor asumir de antemano que lo más fácil es que nos decepcionen. Prueba a dejarte decepcionar como parte del trato en el que tú, probablamente, también resultarás una decepción para otros. Como cuando renegamos de recibir mensajes "aplantillados" en el que nos felicitan las navidades en serie, pero nos sentimos decepcionados si los ocupantes de nuestra agenda no lo hacen. O esa sensación de mala conciencia que nos invade cuando recibimos un mensaje que sabemos escrito únicamente para nosotros, pero cuyo remitente es un número que no conocemos. Sabemos que se trata de alguien que ha pensado en nosotros pero que nosotros hemos borrado de nuestra agenda, y entonces nos reconcome la curiosidad. Sería decepcionante preguntarle quien es, porque sabemos que el piensa que si que lo sabemos. Entonces contestamos con un mensaje neutro, de esos que igual valen para una monja de clausura que para un actor porno, por si es la tía de Valladolid o el macho alfa que nos comió el morro en Pentecostés...

Este Oráculo del todo irresponsable os invita a buscar la excepción escondida, a esperar el día en que, en la oscuridad de la noche, bajemos a hurtadillas al salón para encontrar (¿por qué no?) a unos magos de oriente dejando para nosotros un soplo de esperanza en forma de ilusión no aprendida.



viernes, 19 de diciembre de 2008

THE POWER OF LOVE





http://www.youtube.com/watch?v=ShN8UIk5-mw&feature=PlayList&p=3EF72D1E34CF8A79&playnext=1&index=2


Yo tenía pocos años, no recuerdo cuantos porque eran pocos. Acababa de ver en la tele una peli de un niño que se transformaba en ángel. Era Navidad. Mis padres habían decicido celebrarlo en la casa del pueblo. Hacía frío y mi madre me bañaba en un barreño frente a la chimenea. De pie en el barreñito, dejando que el agua calentita me mojara, oí esta canción. Miré la televisión. Yo no sabía nada de inglés. Los niños de mi generación accediamos a ese privilegio con posterioridad. No sabía que decían aquellos señores. El video me dejó hipnotizada. Sólo tuve una certeza a mi corta edad: jamás volvería a oir una canción de amor mas hermosa.

Entonces no existía youtube. Tardé 20 años en descubrir el nombre y el autor de la canción.

THE POWER OF LOVE. AUTOR: FRANKIE GOES TO HOLLYWOOD.

Se que esto que voy a decir es como, uf, que anticuado, bla, bla, bla... pero no me resisto. Feliz Navidad a los hombre y mujeres de buena voluntad. Al resto, no se... seguid vivos.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

TRAIDORES (para los menos buenitos)



Amelie me pregunta: "¿Soy una enferma porque quiero destrozarle la vida a la que me ha robado a mi amor?".


De entra suena cursi. El Oráculo la mira y sonríe. "¿mi amor?", pero es que si empezamos así empezamos mal . El amor es un invento falaz. Una reacción química con tintes morbosos. Valiente amor el tuyo que te paga con mentira, que te tira a la cara los bombones. Ostia de realidad podrida como respuesta al papel perfumado en el que has escrito tu vida con la sangre que le has brindado. No le llames amor. Llámale por su nombre si es que no lo ha cambiado por Judas.

En referencia a odiar a la patilarga, como tu la llamas, te diré que odiar no está ni bien ni mal. Es un sentimiento que está ahí y sirve para lo que sirve, para acelerar la respiración , para oir tambores de guerra, para pintarse la cara de rojo y echar fuego por los ojos. Para eso y para sentirnos vivos. Odia cuanto quieras, pero yo me pregunto.

¿Quién traicionó a quien?. ¿Te debía ella alguna fidelidad?. Es más, por lo que me cuentas, ni tan siquiera la conocías. Este humilde Oráculo, tan amigo de guerras, te diría que el objeto de tu ira, si debe haber uno, quizás sería aquel que te miraba a los ojos jurándote amor eterno mientras olisqueaba las bragas de encaje francés que jamás te regaló a ti. Ya te dije que la oferta y la demanda es tan brutal que es un milagro no caer en la tentación.
Este Oráculo es duro. Quizás cruel. En tu mano no está la posibilidad de tejer las felicidades ajenas. No puedes hacer que les vaya mal, que sean infelices y tampoco está en tu mano que el infiel añore tus bragas (de algodón).


Consejo del Oráculo (se admiten sugerencias): Busca mejor comensal para tu mesa. Mejor nariz para tus pliegues. Mejor lector de tus entrañas. Mejor guerrero. Mejor espada (toledana, bien templada, firme, que para oxidarse ya tendrá tiempo). Si cuando tengas todo eso sigues odiando, busca al traidor, dale las gracias por el favor que te ha hecho, porque te ha demostrado que siempre hay que estar en guardia, porque nunca más serás inocente y porque en adelante las arrugas de tu alma serán de experiencia.


Una frase que no es mía pero es útil: Aunque el valor que se encierra en tu pecho desde allí da voces, óyeme a mi que yo se que todo es guerra.


El Oráculo de Delfos ha hablado.




LEE ENTRE LINEAS (para los mas buenitos)

La Moni tenía cuerpo de bailarina clásica, pero llevaba unas Dr. Martens acharoladas de color negro. Rubia, alta, espigada, con su jersey de cuello alto y los Levi´s como marcaba la moda, un poco por encima del tobillo que no se divisaba bajo las botas militares. Los ojos muy maqueados, el alma de piedra (pómez, pero piedra). Muñequita Manga. Mi imagen en el espejo de la utopía. Inaccesible.

Estábamos en el Moe´s y alzo la pierna en una patada lateral dejándosela al fulano baboso a la altura de los ojos. La mantuvo ahí unos segundos, sin despeinarse, , como si no le costara ningún esfuerzo. Y luego aquella frase que se convirtió en mito:

- LEE ENTRE LINEAS
Ahora Moni se cubre con Armani, lleva un solitario con un diamante precioso y tiene marido. Es menos grácil, mas rotunda, mas yo, pero sigue siendo una musa para mi.

Tatuajes en las plantas de los pies que cuentan historias de viajes hacia ninguna parte. Historias por escribir, como la de una toalla verde. ¿Quieres escucharla?. Yo te la cuento. Si te cuadra en tu contexto, será un sabio consejo, sino, un dato mas.

El agua de la ducha ha redimido todos los pecados. Salgo y hace frío. Se me eriza hasta el hambre. Cojo una toalla que cuelga de una percha con forma de estrella de mar. "No" grita él "toma esta verde, que es la tuya". Está despeluchada, pero limpia. Huele a jabón de marsella. La aspiro mientras las gotas caen sobre la tarima. "Está usada", protesto. "Si, la usaste para secarte la cara un día que lloraste y la guardé desde entonces". Vaya... "Gracias", musito.

Él simplemente sonríe. Luego despierto y hace mucho frío. Ha nevado.

Nota: Hip hip hurra por el rey de Bomberilandia, campeón de lucha libre modalidad química.

viernes, 5 de diciembre de 2008

¡TANCAT!


- Parecías feliz.
- Lo era.

Ser, estar, parecer. Sólo palabras. Sentir.
Perdonar. Sufrir. Ganar.
Soberbia: Ansia desmedida de ser preferida a los demás.
Palabras que se tornaron fetiche. Llámame por el nombre que tu creaste para mi. Silva. Soy un perro fiel. Correré, saltaré, nadaré para estar siempre a tu lado.

Me han salido aftas en la elocuencia. Estaré en tratamiento unos días. Creo que el 17 ya estaré por aquí.

Vacaciones.

lunes, 1 de diciembre de 2008

PIEDRAS MOJADAS




- ¿A qué huelen las piedras mojadas?- pregunté.

- A trozos de minerales húmedos - contestó.

(¡Ole!, pensé yo).

Tropezar una y otra vez. Hades dice que me tropiezo constantemente porque no levanto los piés del suelo, que ando como los niños pequeños, ensimismada, dejándome envolver por mis pensamientos azarosos, y que por eso me tropiezo con los escalones, levanto todas las esquinas de las alfombras, malogro las punteras de los zapatos y juego a ser equilibrista a ratos perdidos.

He de reconocerme la manía de resbalar, de tropezar y por consiguiente, de caer.

Quien no ha resbalado nunca no sabe lo que duele caer y levantarse. El que nunca cayó de bruces no puede imaginar lo fácil que es volver a resbalarse una vez que has caído. No le podemos pedir tolerancia al que nunca ha rebalado, pues como en el caso de los que nunca amaron, es imposible explicarle lo inevitable del deseo de volver a hacer equilibrios irresponsables.

El Oráculo resbala con cierta frecuencia. Le gusta saltar sobre las rocas cubiertas de verdín que hay junto a los ríos. La apuesta es arriegada y por tanto el resbalón suele estár garantizado. A veces el Oráculo no llega a tocar el suelo, simplemente pierde el equilibrio y lo vuelve a recuperar en la siguiente roca seca. Otras aterriza aparatosamente en agua y se queda sin respiración de lo fría que está la condenada.

Caí de bruces el viernes por la noche. Me mojé toda entera. La guardia pretoriana no pudo sostenerme porque andaba luchando contra sus propios dragones más allá del bosque de lo inesperado. No es excusa, pero, ¿qué hacer cuando los sueños del Oráculo la llevan de los pelos a las piedras con verdín?. La tempestad se alejó, dejando el cielo limpio, como los ojos inocentes del que aun confía. Yo me quedé sentada en las aguas someras y frías de la corriente. Sabía que la noche sería gélida y que no hallaría fuego para secarme ni las ropas ni el orgullo. Calada hasta los huesos no me quedó otra que reirme de la flaqueza del pobre bolchevique, que diría Lorenzo Silva.

La mañana trajo luz y fuego, pero ya era tarde para mi que febril, debía pagar el precio del resbalón.

viernes, 28 de noviembre de 2008

A VUELTAS CON EL CORAZÓN


Se me ha caído un cacho de fortaleza hace un rato.
Ha venido María y le he dado mi corazón de plástico rojo con fondo escocés. No me lo ha pedido. Ha venido con las manos en los bolsillos, temblando como una hoja. Hace un frío de cojones pero creo que a ella le brotaba de algún hueco entre el dolor y la ira. Le he dado su sobre y me ha dicho: "Bonito corazón. Como me gustaría tener uno así". Y yo le he dado el mío. Lo ha apretado todo lo fuerte que le permite su flojera de pajarillo asfixiado. Me ha dicho que lo va a guardar en la caja especial de la habitación de su hija. Sólo yo sé lo que eso significa. Como diría "la diosa del amor":Me he vuelto a quedar sin corazón. A la que voy a "Blanco" me voy a traer media docena, por si las moscas.
Y luego ha venido el mensajero (y no era Hermes justamente). Ser descatalogado disfrazado de macarra con prentesiones que entra a voces en mi gruta:
- ¡Hola!. ¿No hay nadie?. Joder que mierda, aquí todo el mundo se escaquea.
Yo, a su espalda, callada, ensayando mi mejor sonrisa para cuando se diera la vuelta y me viera.
- Anda coño, si estás aquí (me tutéa: quizás le conocí en otra vida y lo lo recuerdo - Que traigo una cama para Yolanda.
- Aquí no hay ni habitaciones ni Yolandas - le contesto.
- Es para un curso.
- El curso creo que es en las oficinas del piso de arriba. Creo, ya te digo, es empresa distinta y no dispongo de esa información.
- Pues si te crees que voy a subir yo la cama arriba lo llevas claro.
- Pues haz lo que creas oportuno. No es mi cama.
- ¿Me pones un sellos de que lo he traido?.
- ¿Subes la cama?.
- No.
- Pues no hay sello.
- Joder - farfulla - en este país se trabaja cada vez menos.
- Dímelo a mi - contesto - hoy ha venido un transportista a traer una cama y se ha negado a subirla al lugar que correspondía.
Me río. Jijiji. A la que baja de montar la cama para una tal Yolanda, me guiña un ojo. Lo que te digo: Seres descatalogados.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

UNIVERSO EN EQUILIBRIO




A vosotros, adoradores de los dioses, sea cual sea su naturaleza:
Justicia divina. Justicia humana. Justicia universal.

Quiero pensar en el equilibrio. Veo la balanza. No abarco a entenderla porque su dimensión es infinita. Uno a uno todos los actos con independencia de su etiquetaje van tomando lugar en uno u otro platillo. Temo que todo se desbarate pero no ocurre porque el Universo es experto en platillos chinos, un maestro del equilibrio.

El problema es que a veces no contamos ni con el tiempo ni con la paciencia suficiente como para esperar a que un acto se compense en el platillo gemelo. Entonces pensamos que la vida es injusta. Este humilde oráculo mantiene que no es así. El tiempo termina poniéndolo todo en su lugar, como dice la canción "el tiempo sabe poner cada cosa en el sitio que cabe".

La persona es un poliedro de múltiples caras. A veces el fulgor no es más que un fuego fatuo. El oro se confunde con pirita. La risa con felicidad. Simplemente espera, rasca un poco. No te precipites. Deja que el Universo le busque al veneno el frasco adecuado: debe ser pequeño, verde y con tapón de corcho.

Equilibristas estelares. También los hay de medio pelo. Como en casi todo, tú decides si te enganchas al Circo del Sol o quizás a los titiriteros de la cabra que sube a la silla.

Espero aclarada la cuestión.


El Oráculo de Delfos ha hablado

martes, 25 de noviembre de 2008

Can Cerbero


Mi perro es Cerbero. Hades dice que es suyo, pero soy yo la que le da de comer.

Hace días que el Can Cerbero se ha marchado.
Agito el saco de la comida que alimenta sus tres cabezas esperando oir el cascabel de la sierpe de su cola, pero el eco de la gruta tan sólo devuelve mis palabras que se rebotan como una piedra en un estanque en la caliza superficie de esta mi fría casa.

Cerbero es más bruto que listo. Como todo bruto con pretensiones, se vale de la fuerza para conseguir su objetivo. En su caso es la guarda de nuestra morada apenas violada (si acaso un Orfeo de allá para cuando).
A pesar de sus limitaciones, siempre le supuse la fidelidad del que cuida a uno de los suyos.
Sicario canino. Bobo pero dispuesto. Buen perro.
¿Dónde estás?.


Perséfone suspira. Queda toda una vida hasta la próxima primavera.

viernes, 21 de noviembre de 2008

AL MENOS UN CORAZÓN


Tengo un vestido verde robado. Sirve para disfrazarse o mimetizarse con el entorno. Me lo puse y salí a la calle sin verme.


No me gustan los espejos porque se quien duerme en ellos.


- El pelo recogido te hace más interesante.

- Cierto. Suelto simplemente me hace.


No pude evitar echar un vistazo rápido a mi reflejo en los escaparates. Lo hice agazapada en la espesura para no invitar al que duerme en todos los reflejos a que entraba en mi.

Olía a nuevo (es un olor de color plata que a veces en lugar de oler tintinea).

- Es muy verde - dijo A.

- Es igual que otro que ya te vi- dijo B.

- Algo corto- dijo C.

- ¿ Y qué esperais?- contesté yo - es un disfraz.



La pequeña ciruela verde me dejó su broche. Era de plástico rojo con el fondo escocés y forma de corazón. Lo coloqué por azar en mi pecho, hacia la izquierda.


- Bonito vestido -dijo D - ¡Lleva un corazón!.
Asentí.
- Que bien - prosiguió -Así al menos tendrás uno.


Vaya con la máscara. Tanto tiempo la llevé que se ha incorporado a mi.

Sonreí bajando la cara y alzando los ojos. El fuego caminaba a mi lado mientras le decía al jaguar que siempre me guarda que durmiera tranquilo. No había peligro porque estaba en casa.

Mi signo es "penacho". ¿Y el tuyo?.

jueves, 20 de noviembre de 2008

APRENDER A PENSAR




(Este texto se extrae de un comentario leído en una revista cualquiera)

"Quiero conmemorar el nacimiento del físico danés Niels Bohr para quien aprender a pensar era algo muy importante. Espero que la siguiente anécdota sea lo suficientemente ilustrativa:Sir Ernest Rutherford, Premio Nóbel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota: Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado en un problema de física, pese a que éste afirmaba con rotundidad que su respuesta era absolutamente acertada. Profesores y estudiantes acordaron pedir arbitraje de alguien imparcial y fui elegido yo.Leí la pregunta del examen y decía: "Demuestre cómo es posible determinar la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro". El estudiante había respondido: "Lleve el barómetro a la azotea del edificio y átele una cuerda muy larga. Descuélguelo hasta la base del edificio, marque y mida. La longitud de la cuerda es igual a la longitud del edificio".Realmente, el estudiante había planteado un serio problema con la resolución del ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente. Por otro lado, si se le concedía la máxima puntuación, al obtener una nota más alta certificaría su alto nivel en física; pero la respuesta no confirmaba que el estudiante tuviera ese nivel.Sugerí que se le diera al alumno otra oportunidad. Le concedí seis minutos para que me respondiera la misma pregunta pero esta vez con la advertencia de que en la respuesta debía demostrar sus conocimientos de física. Habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunte si deseaba retirarse, pero me contestó que tenía muchas respuestas al problema. Su dificultad era elegir la mejor de todas. Me excusé por interrumpirle y le rogué que continuara. En el minuto que le quedaba escribió la siguiente respuesta: "Tome el barómetro y láncelo al suelo desde la azotea del edificio, tome el tiempo de caída con un cronómetro. Después aplique la fórmula un medio de la altura por la aceleración de la gravedad y por el cuadrado del tiempo. Y así obtenemos la altura del edificio". En este punto le pregunté a mi colega si el estudiante se podía retirar. Le dio la nota más alta. Tras abandonar el despacho, me reencontré con el estudiante y le pedí que me contara sus otras respuestas a la pregunta. Bueno, respondió, hay muchas maneras, por ejemplo, tome el barómetro en un día soleado y mida la altura del barómetro y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la altura del edificio.Perfecto, le dije, ¿y de otra manera? Si, contestó, este es un procedimiento muy básico para medir un edificio, pero también sirve. En este método, se toma el barómetro y se sitúa en las escaleras del edificio en la planta baja. Según se sube las escaleras, se va marcando la altura del barómetro y se cuenta el número de marcas hasta la azotea. Se multiplica al final la altura del barómetro por el número de marcas que se ha hecho y ya se tiene la altura. Este es un método muy directo. Por supuesto, si lo que quiere es un procedimiento más sofisticado, puede atar el barómetro a una cuerda y moverlo como si fuera un péndulo. Si calculamos que cuando el barómetro está a la altura de la azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores, y aplicando una sencilla fórmula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio. En este mismo estilo, se ata el barómetro a una cuerda y se lo descuelga desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo se puede calcular la altura midiendo su periodo de presesión. En fin, concluyó, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea tomar el barómetro y golpear con él la puerta de la casa del portero. Cuando abra, decirle: "Señor portero, aquí tengo un bonito barómetro, si me dice la altura de este edificio, se lo regalo”.En este momento de la conversación, le pregunté si conocía la respuesta convencional al problema (la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares).Evidentemente dijo que la conocía, pero que le molestaba que durante sus estudios sus profesores habían intentado enseñarle a pensar. El estudiante se llamaba Niels Bohr, físico danés, premio Nóbel de Física en 1922, más conocido por ser el primero en proponer el modelo de átomo con protones y neutrones y los electrones que lo rodean. Fue fundamentalmente un innovador de la teoría cuántica. Y lo fue porque le habían enseñado a pensar".

miércoles, 19 de noviembre de 2008

CERO GRADOS: NI FRIO NI CALOR


Tengo esencias. Muchas. Olisqueo el aire y me llegan rumores, suspiros, gritos, gemidos, todos huelen a humo.

Ayer el Oráculo estuvo muy visitado, aquí y allá. Todas las preguntas eran la misma, aunque su forma fuera del todo variada, y para todas va la respuesta, en especial para las dos vestales:

En ocasiones no hacer nada es hacerlo todo. Pero en necesario tener claro que aunque esta vez la partida quede en tablas, llegará el momento en el que no será posible dar ni uno solo paso atrás. Es el momento "órdago". Si el órdago ha de llegar, ten por cuenta que lo mejor es que sea a juego y seas mano con 31. Si no, vuelve a dormir.
Otra para las Vestales: En una ocasión, no contaré la historia porque es surrealista, acabé en un palco del Teatro Real viendo junto con mi amiga "Cleopatra",( la mujer bella y sabia), una Ópera de 2 horas (Ariadne auf Naxos). Alemán, para mas INRI. A mi, que me sacan del Entshuldigung bitte y cuatro frases mas y me aturullo, me moría de aburrimiento al principio, pero al final saqué una sabia conclusión de todo ello: Sinopsis de la Obra: Ariadne sufre que te sufre porque su amor de siempre la había dejado tirada como una colilla. Que me quiero morir (en alemán) por aquí, que si soy menos que nada (en alemán) por allá.. que me lleve el Dios de los muertos por favor, por favor (bitte, bitte). Y luego llega un feo, canijo, gordezuelo (el tenor), y en 10 minutos (de reloj) le dice (en alemán) "Me has llegado a la patata, contigo pan y cebolla", y a ella se le pasa la pena vital en cero coma. Conclusión: A rey muerto, rey puesto.


Y ahora otro frente: Iñaki, que está desangelado y roba bollos. Iñaki, no robes bollos, roba vida: róbasela al tiempo que es mas eficaz. Bollos robados que saben a plástico reciclado no. Los guerreros toman carne seca, pan de higos, que se yo... pero magdalenas plastificadas no.

Un héroe no es un héroe sin alguien a quien salvar. ¿Quieres salvar al héroe?. Búscale un desheredado y le habrás hecho feliz.


Siguiendo la linea metafórica: Me gusta la escena de "Un tranvía llamado deseo" en la que Brando grita desesperado el nombre de su mujer para que le abra la puerta. "STELLLAAAAA". Queridas vestales: no es un romántico, es un tarado.


Al miembro de la guardia pretoriana que enguanta su mano de hierro en seda: No te asustes. Estoy aquí. ¿Cuántos carneros quieres que mueran hoy?.

lunes, 17 de noviembre de 2008

LEYENDO OLORES







Huelo cartas, sobre, formularios, fotocopias…

Acerco mi nariz a ellas y les encuentro la huella del que la completó para mí. Las hay que huelen a tristeza. Es un olor apenas formulado, suele tener un tacto frío. Los documentos que huelen a prisa suelen estar doblados y la tinta de la impresora de chorro aun está fresca. Luego están los que huelen a casa, a cebolletas por haber compartido la bolsa de la compra, a salsa de soja, a especias los de aquellos que están aquí pero son de allí. Los hay que huelen a calor humilde, a fogón antiguo, documentos ahumados como aquellos que los traen con sus ropas gordas, invernales, y las manos ásperas de trabajar mucho muchísimo. Hay papeles que huelen a perfume empalagosos, dulzones. También hay hojas que huelen a colegio, a sacapuntas, a goma de borrar, a bolis de colores. Los hay mejor o peor vestidos. Envueltos en fundas de plástico, en sobres demasiado pequeños o demasiado grandes, en carpetitas de publicidad, en carpetas de gomas familiares, las que acogen las cosas importantes. Hay documentos que simplemente viajan en el bolso, en la mano, en el bolsillo. Los hay que han sido rellenados en mesas mal limpias y que absorben aceite que no se quita. Hay hojas mimadas y otras maltratadas, pero las peores son lo que huelen a muerte.

¿A que huele la muerte?.

La muerte huele dulce. Es una bocanada pegajosa y rancia que se cuela por la boca, por la nariz, que no se quiere escapar de los pulmones y que cuando lo hace lo hace dañando. El dulce olor de la muerte es el único que nunca se va.

viernes, 14 de noviembre de 2008

AVISO A NAVEGANTES

Este humilde Oráculo tiene, por primera vez, un ruego: NO ES NO.

Si le digo a alguien que no le quiero, no estoy jugando: ES QUE NO LE QUIERO.
Si le digo a alguien que no le necesito, no estoy jugando: ES QUE NO LE NECESITO.
Si le digo a alguien que me deje en paz, no estoy jugando: QUIERO QUE ME DEJE EN PAZ.

Si no ha quedado claro, llamaré a un notario y lo firmaré bajo juramento.

NO ES NO.

No les cuentes tus penas a tus amigos:¡QUE LES DIVIERTA SU PADRE!


Hades retuvo una frase para mi ayer. Sabe que las colecciono, y eso junto a un dorsal con el número 444 son los mejores regalos que he recibido últimamente (me conformo con tan poco).
"No les cuentes tus penas ni a tus amigos: que les divierta su padre". Ácida, en su linea, pero veraz.


El Oráculo se ha despertado presintiendo. Lo presentido no tiene entidad aun, pero el Oráculo sabe que no es bueno. Una presencia oscura se cierne sobre el entorno del Oráculo, y la ceguera de su identidad asusta al Oráculo. Sea quien o lo que fuere, esta Pitonisa anda afilando su arma favorita para enfrentarse a quien sea preciso. Aquí estoy, esperando, no pienso huir. Da igual la distancia a recorrer y la velocidad que utilices para hacerlo, existen cosas de las que no cabe la escapatoria. Eludir la lucha no da lugar.


Buenas noticias en la guardia pretoriana: tengo a una que reza hasta a las estrellas (¿será loca?). La lotería se ha adelantado en algunas casas este año, y al parecer una de ellas es la de mi guerrera loca del amor infinito... rosa, rosiiiisima, como un algodón de azúcar de los de la feria, la que tiene los ojos que parecen del mundo Manga, esa, la que se pone camisones (que además la sientan bien) para salir de fiesta con tacones de aguja y avalorios de la Srta. Peppis... esa...

Talipón y sus cositas. Cree que el Oráculo responde a zanahorias para trotar. Nooo el Oráculo prefiere bombones Godiva y además cobra por adelantado.

El Oráculo sigue esperando el golpe que ha de llegar, porque si algo tiene claro el Oráculo es que más pronto que tarde entrará sin llamar. Lo dicho, aquí estoy. Tengo el pecho descubierto y el alma recién brotada, así que no tardes.


El Oráculo de Delfos ha hablado.





jueves, 13 de noviembre de 2008

ESCUCHARSE A UNO MISMO


B.vela contesta a mi petición de piedad para uno mismo. Me cuenta que el secreto está muchas veces en escucharse a uno mismo. Y es que es verdad... pasamos tanto tiempo buscando la opinión, el beneplácito, el afecto ajeno, que no nos damos cuenta de darnos el tiempo de escuchar lo que nos decimos a nosotros mismos. Este humilde oráculo así lo hará. En adelante se mirará un poco más el ombligo.

Ególatras, narcisistas, que tendencia loca la de este oráculo de rodearse de semejantes individuos, ansiosos todos por ver reflejados en este oráculo sólo aquellos comentarios que les atañen directamente. Durante un instante fueron el centro del universo, pero fue sólo un instante. La gracia está en esperar a que las estrellas vuelvan a regalarles otro segundo de gloria. Mi querido Talipón, el ogro bonachón: Que siiiiii, que te leeeeo. Quieres una respuesta? Tendrás que realizar primero la pregunta. ¿no crees?.

"Cositas de Elena" visitó el Oráculo y preguntó: ¿Qué se le regala a un Gremlin si te ves obligado a ello?.

Respuesta: Algo barato, que no te lleve mucho tiempo comprar y para garantizar que les guste, comprueba que sea justo lo contario de lo que tu elegirías para ti. Seguro que aciertas.

Os animo a que la deis otras opciones.

Un sicario con dolor de garganta me regaló minutos muy hermosos frente a una taza de café calentito. Estaba algo perplejo ante la mentira ajena y yo, a través de este oráculo, le ofrezco esta reflexión: Para saber la razón por la que los seres que amamos nos mienten, solo es necesario analizar la razón por la que les mentimos nosotros. No siempre hay fines oscuros tras una mentira.

Por lo demás, ayer fue un día muy raro: ¿Sabéis que guardo de él?. Una cifra 444. Sólo aquel que se atreve a decirle al Oráculo que cuide sus faltas de ortografía (el Oráculo se disculpa por su ignorancia), sabe a que me refiero. Mi comentario para el As de picas: Ahora a por la entera.
el Oráculo de Delfos ha hablado.

martes, 11 de noviembre de 2008

MEMENTO


Una mujer anónima pregunta. "¿Qué hacer si mi chico no me escucha?". El Oráculo contesta: Ninguno lo hace. No es una función que les venga de serie. Algunos, los mas, te dirán que no es que no te escuchen, es que tienen mala memoria:Mentira.
Los más sinceros te dirán la verdad:" lo cierto es que no me interesa lo que me cuentas, te miro mientras mueves la boca, pero el mensaje no llega a mi, porque sencillamente no te escucho."



Es el efecto "Memento". "Memento", para quien no haya visto la película, es la historia de un hombre con una memoria a corto plazo (muy corto plazo), que para no olvidar, se tatúa los eventos vividos en la piel. Ni que decir tiene que lo que a priori parece algo cómico resulta finalmente del todo trágico. Película no recomendada para los amantes de comedia romántica.



Mementos. Si tienes uno en casa, lo suyo es sacarle partido. Dile cosas que nunca te atreviste a decir, total, las va a "olvidar", o mejor dicho "no procesar". Dile que le quieres aunque no lo merezca, o que le odias, o que muchos fueron antes que el... dile lo que quieras, y cuando luego te reclame, le podrás mirar extrañada mientras musitas... "No sé querido... no recuerdo haberte dicho nunca tal cosa". Su mente pequeña no podrá rebatirte. Empezará a pensar que, una vez más, quizás no puso suficiente atención a tus palabras.



Un día de estos, he de ser yo quien practique con el ejemplo. Parece divertido. ¿No?



De todas formas, mi querida amiga "anónima", no debe dañarte la actitud de tu "chico", piensa que quizás no lo haga con maldad, simplemente es que carece de los recursos suficientes, nadie dijo que esto fuese fácil. En ocasiones es mejor darse por vencida porque es lo que hay.



El Oráculo de Delfos ha hablado.


lunes, 10 de noviembre de 2008

MUNDO GREMLIN

Mundo Gremlin... Códigos internos. Gremlin son todos aquellos que son capaces de invertir más tiempo en crear problemas, quejarse, victimizarse, rumiar... que en hacer las cosas fáciles y ser simplemente felices. A todos los Gremlin tengo que decirles:

1. La infelicidad es un gen propio. Nosotros somos, por regla general, los dueños de su uso.

2. La economía es necesaria en estos días que vivimos: economía de gastos pecuniarios y sentimentales. Realizar recortes en nuestros gastos económicos es relativamente sencillo, lo difícil para el Gremlin es darse cuenta de que debe economizar tiempo, el suyo y el ajeno, para que la economía sentimental esté saneada.

COMO SOBREVIVIR AL GREMLIN: Identificándole y haciéndole una caricatura.

Espero que esto sirva de consuelo para todos aquellos que han sufrido o sufren un Gremlin en su vida.

Rañas miserables.... (Iván Raña, es un triatleta). Triatletas de todo a cien. Eso es lo que somos. Todos corremos, nadamos, pedaleamos como locos cada día sin el premio de una medalla. Tan sólo somos parte del pelotón. Todos, somos héroes. Todos, queridos Gremlins, así que no os quejéis tanto y dejad de hacernos perder el tiempo a los demás integrantes del pelotón de triatletas, que nuestro objetivo no es otro que acabar, que no es poco.

Y al Grelim, leña, que es de goma.-

El Oráculo de Delfos ha hablado.


miércoles, 5 de noviembre de 2008

PUZZLES ABSURDOS


El Oráculo ha soñado. Y los sueños de la Síbila dan mucho miedo porque tienen tendencia a cumplirse de una u otra forma.

La Pitonisa ha soñado con un as de pikas, la única carta de la baraja con capacidad de muerte en si misma. He soñado que el As asestaba una puñalada letal al corazón del oráculo, y que la guardia pretoriana (concepto nada helénico por cierto) intentaba tirar la puerta abajo sin conseguirlo con el objeto de proteger a la síbila. El oráculo lloraba sin poder hacer nada cuando tomaba consciencia de que la vida se le escapaba y que la guardia nunca atravesaría la puerta.


Metáforas, alegorías. No se. Dicen que los sueños se alimentan de las vivencias del día. No lo dudo porque ayer fue un día muy extraño.

Puzzles. El placer de unir una a una las piezas, el placer de ver crecer la imagen de nuestra mano para descubrir que, cinco mil piezas después, nos falta una pero no una cualquiera, una justo del cielo, de la zona central, arriba, una pieza sin la cual el puzzle no es una imagen completa, es un absurdo, un puzzle incompleto. A veces gastamos más energía en intentar disimular la ausencia de la pieza, pintando el hueco sobrante, buscando sucedáneos, que la que emplearíamos en iniciar un puzzle en el que, esta vez si, estuviesen todas las piezas. Esta reflexión llegó a mi, de rebote, creo que anoche, y me la hizo una persona que justamente en su momento de falta de lucidez, estaba mas acertada que nunca. Y me hizo pensar que no tiene sentido esperar a que las imperfecciones de las personas desaparezcan, porque no lo van a hacer. Si lo que buscamos y no encontramos por mas que nos esforcemos en pensar que deber estar ahí, finalmente no aparece, debemos tomar la decisión de abrir una caja que albergue otro puzzle y que intentemos comprobar, de entrada, que no falta ninguna pieza.

El puzzle cojo, el incompleto, podemos guardarlo en el cajón donde albergamos nuestro oscuros secretos, para de vez en cuando, echarle un vistazo que nos haga soñar con el hecho de encontrar un día la pieza perdida.

El Oráculo de Delfos ha hablado.




martes, 4 de noviembre de 2008

GUERREROS QUE PARPADEAN


En la historia del Jocker de ayer alguien ha puesto el siguiente comentario: "Se puede querer mucho a dos chicas a la vez?" . Firma como el pesado de siempre. Que tendencia tienen algunos a sentirse únicos, como si en mi vida sólo hubiese un pesado...

Como contestación el oráculo dice:

Claro que se puede querer mucho a dos chicas a la vez. De hecho, vuestro concepto de "querer mucho" es un dato fluctuante. Los hombres podéis "querer mucho" a mucha gente, porque realmente no sabéis que es "querer mucho" hasta que no tenéis, por ejemplo, una hija, y no siempre.

No es mi intención "dar cera", tu me preguntas y yo contesto. No es mala fe. Sólo que cuando os miráis al espejo tendéis a ver un Guerrero de la Luz. Y cuando os miramos nosotras, pues eso, que el Guerrero parpadea como un neon a punto de morir.

Tengo un amigo que tiene memoria de pez. Olvida o, como dice él, no pone suficiente atención en las cosas que le cuentas. El buen sicario reconoce que lo que dice un día no tiene absolutamente ninguna validez al día siguiente. Cruel, pero sincero. Las mujeres preferimos eso a que nos regalen un día 25 rosas rojas y al día siguiente nos digan eso de ufff, es que he estado muy liado... cuando tenga hueco en la agenda me ocuparé de hacerte sentir mejor.

En la pregunta de nuesto amigo "pesado de siempre", lo que intuyo son unas ganas feroces de serle infiel a su pareja y necesita, como casi todos los hombres, que alguien que él entiende con un criterio superior, legitime tal acto. Pues has de saber, qurido amigo pesado que:

1. Este oráculo no juzga, sólo contesta. ¿Se puede querer a dos chicas al mismo tiempo?. Respuesta: Si, tal y como vosotros queréis, puedes llegar a querer "muchísimo" a todas las que aparecen en la guía de teléfonos de tu región.

2. Si no puedes con la central, no abras sucursales.




El Oráculo de Delfos ha hablado.

lunes, 3 de noviembre de 2008

ME HA ROBADO UN JOKER


Sólo la persona capaz de entrar corriendo, al Cuartel de la Guardia Civil de XXXX, casi gritando "Me ha robado un jocker", puede entender este título.

Para todos los demás, dejadme alegraros la mañana y que os cuente que todavía queda gente en el mundo que merece la pena querer, y mucho. ¿Cómo no hacerlo cuando se trata de una mujer que le roba el boli al guardia civil que le está tomando declaración, y que luego se extraña porque el sujeto pregunta donde está su boli?. La respuesta no fue menos buena... "En mi bolso".

Evidentemente, la historia tiene tintes de "tragedia", porque la pobre que chillaba que la había robado un jocker, se refería a un "hacker" malo malísimo que le había "pelado" la cuenta. Fue un susto, no creáis, pero claro, en lugar de rasgarse las vestiduras y andar gimoteando por los rincones, como habríamos hecho todas, mi amiga del mundo se fue a la Guardia Civil a poner la denuncia, se enfadó porque la máquina de café con leche no expedía café con leche, solo café aguado, y en represalia, le robó el boli bic al agente que la estaba tomando declaración sobre el robo que un "jocker" le había realizado.

Digno de mención fue el trasiego de hombres de verde por las instalaciones donde la chica del jocker ponía la denuncia. Creo que le miraban las piernas, a ella y a la que le acompañaba, amiga de ir enseñando las turgencias.

Una vez aclarado el concepto, me imagino a ese guardia civil, recien "llegaico" de Murcia, imaginando a la pobre de mi amiga encañonada por un tipo con el pelo verde, la cara blanca y una sonrisa perenne en los labios, atracándola en el tiempo libre que le deja Batman.

Hay cosas en esta vida, que no tienen precio... como la amistad de "Jane Calamity" para mi, aquella a la que atracan los "jokers"....

miércoles, 29 de octubre de 2008

Cuidado con lo que deseas

Cuidado con la gestión de tus deseos. A veces ponemos tanto énfasis en ansiar algo, que no nos damos cuenta de que corremos el riesgo de que nuestros deseos se cumplan. No se trata de un estudio científico, dado que no he formulado la hipótesis experimental y mucho menos la he contrastado empíricamente para generalizar los posibles resultados, pero me dice el más común de los sentidos, el sentido común, que el hecho de desar algo provoca que ese "algo" se haya acercado sustancialmente a nosotros. Si está más cerca es más fácil de alcanzar, evidentemente. El Oráculo es por eso espartano (broma clásica) a la hora de desear, porque una vez escrita la carta a los Reyes Magos, ¿quién es el listo que realiza un recurso de reposición?. Sus majestades de oriente, con ese empaque, impresionan, incluso a este humilde Oráculo.

Esta mañana hablé con una de vosotras y me dijo que otra sin nombre no era feliz con su actual "costilla". Decir que debemos admitir que, cuando una determinada persona tiene "tan mala suerte" con tooooooodas sus costillas, igual debe plantearse que no todas las costillas están podridas, sino que quizás no le gustan las costillas o la falta de gracia es de ella a la hora de aliñarlas. Hay personas condenadas a la infelicidad porque huyen de su contraria. Eso es así, en Delfos, en Moratalaz y en China.

El Oráculo de Delfos ha hablado.

martes, 28 de octubre de 2008

Matar al mensajero

Lo estoy viendo venir.. ¿Y que te ha dicho, y que te ha dicho?.... Y cuando contamos que nos han dicho y no gusta, la culpa es evidentemente del mensajero. Este Oráculo es lo suficientemente independiente y ufano como para no deberse a tamaños juegos, avatares de tontos enamorados.

El Oráculo dice lo que dice. El oráculo no miente, ni interpreta. El oráculo es sagrado, y si no te gusta, pues no acudas a él.

¿Quieres que te diga lo que quieres oir o quieres que te cuente lo que realmente opino de tu circunstancia?. Este oráculo no es mercenario. Se debe a sí mismo. Tu torpeza es sólo tuya, al igual que tu virtud. Sigue mi camino si así lo deseas, y si no, busca lindes alternativas, pero nunca, nunca, te atrevas a juzgarme porque este Oráculo da los consejos que jamás pide.


El Oráculo de Delfos ha hablado.

lunes, 27 de octubre de 2008

De guerreros y espectadores

Esa manía nuestra de apropiarnos de aquello en lo que somos meros espectadores. Hemos ganado, hemos perdido, y en definitia sólo gana o pierde aquel que ha luchado contra los enemigos en la arena. El público debe jalear, arropar al contendiente, pero nunca debe perder la perspectiva de que el luchachor es ese al que, atónitos observan.

El dolor es un compañero de viaje con gustos austeros y que tiende a la omnipresencia, pero al menos nos da compañía. Es peor no sentir nada. Cero grados, ni frío ni calor. Un dolor bien anclado entre el alma y el sentido común nos hace estar en guardia, respirar con más fuerza, aferrarnos a aquellas cosas que nunca deben olvidarse. Este humilde oráculo te pide dos cosas: No desprecies el dolor, aprende a conversar con él, que es muy sabio. Y no hagas tuya la lucha, se el mejor de los espectadores, el que incluso aplaude cuando la batalla parece perdida.

El Oráculo de Delfos ha hablado.

viernes, 24 de octubre de 2008

De Oráculo a Celestina

A la pequeña mujer que busca al hombre malo que trae coca-cola. Si tu deseo es tal, no seré yo la que le ponga puertas al cielo. Si quieres probar si un hombre malo puede sucumbir a los encantos de una dulce vestal, te diré que lo creo posible, porque los hombres no son ni buenos ni malos, simplemente son hombres. No olvides que fue la Suma Sacerdotisa la que llevó al guerrero al templo de la vestal una tarde calurosa de verano. La suerte está echada. La Sacerdotisa no es responsable de las decisiones que tanto vestal como guerrero, tomen a partir de este momento. El futuro no está escrito. Buena suerte.

jueves, 23 de octubre de 2008

¿Para qué me pides consejo si no quiere oirlo?

Me pides consejo y yo te lo doy, pero con los ojos me dices que desde lejos te sobran las ganas de dejar de escucharme... que en tus sueños no tienen banda sonora y que además, son en blanco y negro. Dime que deseas, y el Oráculo de Delfos hablará hoy, en el día en que las nubes están roñosas y ya no mojan, pero que hace un frío que pela.

miércoles, 22 de octubre de 2008

El Oráculo de Delfos ha hablado...

Tendencia mía, irresponsable como pocas, y tan extendida en estos días a dar consejos sin pensar, dando por sentado que el ajeno, el que tenemos frente a nosotros, es lo suficientemente cabal como para darse cuenta de que es un consejo baladí.

Y luego viene el desasosiego que provocan expresiones tipo "hice lo que me dijiste, y no me fue mal".. y entonces el vértigo, porque le fue bien igual que le pudo ir mal, y tu consejo irresponsable corriendo como la pólvora, como un virus infernal comiéndose el tramado de la vida ajena, interfiriendo como una mala hierba.
Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo