viernes, 28 de noviembre de 2008

A VUELTAS CON EL CORAZÓN


Se me ha caído un cacho de fortaleza hace un rato.
Ha venido María y le he dado mi corazón de plástico rojo con fondo escocés. No me lo ha pedido. Ha venido con las manos en los bolsillos, temblando como una hoja. Hace un frío de cojones pero creo que a ella le brotaba de algún hueco entre el dolor y la ira. Le he dado su sobre y me ha dicho: "Bonito corazón. Como me gustaría tener uno así". Y yo le he dado el mío. Lo ha apretado todo lo fuerte que le permite su flojera de pajarillo asfixiado. Me ha dicho que lo va a guardar en la caja especial de la habitación de su hija. Sólo yo sé lo que eso significa. Como diría "la diosa del amor":Me he vuelto a quedar sin corazón. A la que voy a "Blanco" me voy a traer media docena, por si las moscas.
Y luego ha venido el mensajero (y no era Hermes justamente). Ser descatalogado disfrazado de macarra con prentesiones que entra a voces en mi gruta:
- ¡Hola!. ¿No hay nadie?. Joder que mierda, aquí todo el mundo se escaquea.
Yo, a su espalda, callada, ensayando mi mejor sonrisa para cuando se diera la vuelta y me viera.
- Anda coño, si estás aquí (me tutéa: quizás le conocí en otra vida y lo lo recuerdo - Que traigo una cama para Yolanda.
- Aquí no hay ni habitaciones ni Yolandas - le contesto.
- Es para un curso.
- El curso creo que es en las oficinas del piso de arriba. Creo, ya te digo, es empresa distinta y no dispongo de esa información.
- Pues si te crees que voy a subir yo la cama arriba lo llevas claro.
- Pues haz lo que creas oportuno. No es mi cama.
- ¿Me pones un sellos de que lo he traido?.
- ¿Subes la cama?.
- No.
- Pues no hay sello.
- Joder - farfulla - en este país se trabaja cada vez menos.
- Dímelo a mi - contesto - hoy ha venido un transportista a traer una cama y se ha negado a subirla al lugar que correspondía.
Me río. Jijiji. A la que baja de montar la cama para una tal Yolanda, me guiña un ojo. Lo que te digo: Seres descatalogados.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

UNIVERSO EN EQUILIBRIO




A vosotros, adoradores de los dioses, sea cual sea su naturaleza:
Justicia divina. Justicia humana. Justicia universal.

Quiero pensar en el equilibrio. Veo la balanza. No abarco a entenderla porque su dimensión es infinita. Uno a uno todos los actos con independencia de su etiquetaje van tomando lugar en uno u otro platillo. Temo que todo se desbarate pero no ocurre porque el Universo es experto en platillos chinos, un maestro del equilibrio.

El problema es que a veces no contamos ni con el tiempo ni con la paciencia suficiente como para esperar a que un acto se compense en el platillo gemelo. Entonces pensamos que la vida es injusta. Este humilde oráculo mantiene que no es así. El tiempo termina poniéndolo todo en su lugar, como dice la canción "el tiempo sabe poner cada cosa en el sitio que cabe".

La persona es un poliedro de múltiples caras. A veces el fulgor no es más que un fuego fatuo. El oro se confunde con pirita. La risa con felicidad. Simplemente espera, rasca un poco. No te precipites. Deja que el Universo le busque al veneno el frasco adecuado: debe ser pequeño, verde y con tapón de corcho.

Equilibristas estelares. También los hay de medio pelo. Como en casi todo, tú decides si te enganchas al Circo del Sol o quizás a los titiriteros de la cabra que sube a la silla.

Espero aclarada la cuestión.


El Oráculo de Delfos ha hablado

martes, 25 de noviembre de 2008

Can Cerbero


Mi perro es Cerbero. Hades dice que es suyo, pero soy yo la que le da de comer.

Hace días que el Can Cerbero se ha marchado.
Agito el saco de la comida que alimenta sus tres cabezas esperando oir el cascabel de la sierpe de su cola, pero el eco de la gruta tan sólo devuelve mis palabras que se rebotan como una piedra en un estanque en la caliza superficie de esta mi fría casa.

Cerbero es más bruto que listo. Como todo bruto con pretensiones, se vale de la fuerza para conseguir su objetivo. En su caso es la guarda de nuestra morada apenas violada (si acaso un Orfeo de allá para cuando).
A pesar de sus limitaciones, siempre le supuse la fidelidad del que cuida a uno de los suyos.
Sicario canino. Bobo pero dispuesto. Buen perro.
¿Dónde estás?.


Perséfone suspira. Queda toda una vida hasta la próxima primavera.

viernes, 21 de noviembre de 2008

AL MENOS UN CORAZÓN


Tengo un vestido verde robado. Sirve para disfrazarse o mimetizarse con el entorno. Me lo puse y salí a la calle sin verme.


No me gustan los espejos porque se quien duerme en ellos.


- El pelo recogido te hace más interesante.

- Cierto. Suelto simplemente me hace.


No pude evitar echar un vistazo rápido a mi reflejo en los escaparates. Lo hice agazapada en la espesura para no invitar al que duerme en todos los reflejos a que entraba en mi.

Olía a nuevo (es un olor de color plata que a veces en lugar de oler tintinea).

- Es muy verde - dijo A.

- Es igual que otro que ya te vi- dijo B.

- Algo corto- dijo C.

- ¿ Y qué esperais?- contesté yo - es un disfraz.



La pequeña ciruela verde me dejó su broche. Era de plástico rojo con el fondo escocés y forma de corazón. Lo coloqué por azar en mi pecho, hacia la izquierda.


- Bonito vestido -dijo D - ¡Lleva un corazón!.
Asentí.
- Que bien - prosiguió -Así al menos tendrás uno.


Vaya con la máscara. Tanto tiempo la llevé que se ha incorporado a mi.

Sonreí bajando la cara y alzando los ojos. El fuego caminaba a mi lado mientras le decía al jaguar que siempre me guarda que durmiera tranquilo. No había peligro porque estaba en casa.

Mi signo es "penacho". ¿Y el tuyo?.

jueves, 20 de noviembre de 2008

APRENDER A PENSAR




(Este texto se extrae de un comentario leído en una revista cualquiera)

"Quiero conmemorar el nacimiento del físico danés Niels Bohr para quien aprender a pensar era algo muy importante. Espero que la siguiente anécdota sea lo suficientemente ilustrativa:Sir Ernest Rutherford, Premio Nóbel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota: Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado en un problema de física, pese a que éste afirmaba con rotundidad que su respuesta era absolutamente acertada. Profesores y estudiantes acordaron pedir arbitraje de alguien imparcial y fui elegido yo.Leí la pregunta del examen y decía: "Demuestre cómo es posible determinar la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro". El estudiante había respondido: "Lleve el barómetro a la azotea del edificio y átele una cuerda muy larga. Descuélguelo hasta la base del edificio, marque y mida. La longitud de la cuerda es igual a la longitud del edificio".Realmente, el estudiante había planteado un serio problema con la resolución del ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente. Por otro lado, si se le concedía la máxima puntuación, al obtener una nota más alta certificaría su alto nivel en física; pero la respuesta no confirmaba que el estudiante tuviera ese nivel.Sugerí que se le diera al alumno otra oportunidad. Le concedí seis minutos para que me respondiera la misma pregunta pero esta vez con la advertencia de que en la respuesta debía demostrar sus conocimientos de física. Habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunte si deseaba retirarse, pero me contestó que tenía muchas respuestas al problema. Su dificultad era elegir la mejor de todas. Me excusé por interrumpirle y le rogué que continuara. En el minuto que le quedaba escribió la siguiente respuesta: "Tome el barómetro y láncelo al suelo desde la azotea del edificio, tome el tiempo de caída con un cronómetro. Después aplique la fórmula un medio de la altura por la aceleración de la gravedad y por el cuadrado del tiempo. Y así obtenemos la altura del edificio". En este punto le pregunté a mi colega si el estudiante se podía retirar. Le dio la nota más alta. Tras abandonar el despacho, me reencontré con el estudiante y le pedí que me contara sus otras respuestas a la pregunta. Bueno, respondió, hay muchas maneras, por ejemplo, tome el barómetro en un día soleado y mida la altura del barómetro y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la altura del edificio.Perfecto, le dije, ¿y de otra manera? Si, contestó, este es un procedimiento muy básico para medir un edificio, pero también sirve. En este método, se toma el barómetro y se sitúa en las escaleras del edificio en la planta baja. Según se sube las escaleras, se va marcando la altura del barómetro y se cuenta el número de marcas hasta la azotea. Se multiplica al final la altura del barómetro por el número de marcas que se ha hecho y ya se tiene la altura. Este es un método muy directo. Por supuesto, si lo que quiere es un procedimiento más sofisticado, puede atar el barómetro a una cuerda y moverlo como si fuera un péndulo. Si calculamos que cuando el barómetro está a la altura de la azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores, y aplicando una sencilla fórmula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio. En este mismo estilo, se ata el barómetro a una cuerda y se lo descuelga desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo se puede calcular la altura midiendo su periodo de presesión. En fin, concluyó, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea tomar el barómetro y golpear con él la puerta de la casa del portero. Cuando abra, decirle: "Señor portero, aquí tengo un bonito barómetro, si me dice la altura de este edificio, se lo regalo”.En este momento de la conversación, le pregunté si conocía la respuesta convencional al problema (la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares).Evidentemente dijo que la conocía, pero que le molestaba que durante sus estudios sus profesores habían intentado enseñarle a pensar. El estudiante se llamaba Niels Bohr, físico danés, premio Nóbel de Física en 1922, más conocido por ser el primero en proponer el modelo de átomo con protones y neutrones y los electrones que lo rodean. Fue fundamentalmente un innovador de la teoría cuántica. Y lo fue porque le habían enseñado a pensar".

miércoles, 19 de noviembre de 2008

CERO GRADOS: NI FRIO NI CALOR


Tengo esencias. Muchas. Olisqueo el aire y me llegan rumores, suspiros, gritos, gemidos, todos huelen a humo.

Ayer el Oráculo estuvo muy visitado, aquí y allá. Todas las preguntas eran la misma, aunque su forma fuera del todo variada, y para todas va la respuesta, en especial para las dos vestales:

En ocasiones no hacer nada es hacerlo todo. Pero en necesario tener claro que aunque esta vez la partida quede en tablas, llegará el momento en el que no será posible dar ni uno solo paso atrás. Es el momento "órdago". Si el órdago ha de llegar, ten por cuenta que lo mejor es que sea a juego y seas mano con 31. Si no, vuelve a dormir.
Otra para las Vestales: En una ocasión, no contaré la historia porque es surrealista, acabé en un palco del Teatro Real viendo junto con mi amiga "Cleopatra",( la mujer bella y sabia), una Ópera de 2 horas (Ariadne auf Naxos). Alemán, para mas INRI. A mi, que me sacan del Entshuldigung bitte y cuatro frases mas y me aturullo, me moría de aburrimiento al principio, pero al final saqué una sabia conclusión de todo ello: Sinopsis de la Obra: Ariadne sufre que te sufre porque su amor de siempre la había dejado tirada como una colilla. Que me quiero morir (en alemán) por aquí, que si soy menos que nada (en alemán) por allá.. que me lleve el Dios de los muertos por favor, por favor (bitte, bitte). Y luego llega un feo, canijo, gordezuelo (el tenor), y en 10 minutos (de reloj) le dice (en alemán) "Me has llegado a la patata, contigo pan y cebolla", y a ella se le pasa la pena vital en cero coma. Conclusión: A rey muerto, rey puesto.


Y ahora otro frente: Iñaki, que está desangelado y roba bollos. Iñaki, no robes bollos, roba vida: róbasela al tiempo que es mas eficaz. Bollos robados que saben a plástico reciclado no. Los guerreros toman carne seca, pan de higos, que se yo... pero magdalenas plastificadas no.

Un héroe no es un héroe sin alguien a quien salvar. ¿Quieres salvar al héroe?. Búscale un desheredado y le habrás hecho feliz.


Siguiendo la linea metafórica: Me gusta la escena de "Un tranvía llamado deseo" en la que Brando grita desesperado el nombre de su mujer para que le abra la puerta. "STELLLAAAAA". Queridas vestales: no es un romántico, es un tarado.


Al miembro de la guardia pretoriana que enguanta su mano de hierro en seda: No te asustes. Estoy aquí. ¿Cuántos carneros quieres que mueran hoy?.

lunes, 17 de noviembre de 2008

LEYENDO OLORES







Huelo cartas, sobre, formularios, fotocopias…

Acerco mi nariz a ellas y les encuentro la huella del que la completó para mí. Las hay que huelen a tristeza. Es un olor apenas formulado, suele tener un tacto frío. Los documentos que huelen a prisa suelen estar doblados y la tinta de la impresora de chorro aun está fresca. Luego están los que huelen a casa, a cebolletas por haber compartido la bolsa de la compra, a salsa de soja, a especias los de aquellos que están aquí pero son de allí. Los hay que huelen a calor humilde, a fogón antiguo, documentos ahumados como aquellos que los traen con sus ropas gordas, invernales, y las manos ásperas de trabajar mucho muchísimo. Hay papeles que huelen a perfume empalagosos, dulzones. También hay hojas que huelen a colegio, a sacapuntas, a goma de borrar, a bolis de colores. Los hay mejor o peor vestidos. Envueltos en fundas de plástico, en sobres demasiado pequeños o demasiado grandes, en carpetitas de publicidad, en carpetas de gomas familiares, las que acogen las cosas importantes. Hay documentos que simplemente viajan en el bolso, en la mano, en el bolsillo. Los hay que han sido rellenados en mesas mal limpias y que absorben aceite que no se quita. Hay hojas mimadas y otras maltratadas, pero las peores son lo que huelen a muerte.

¿A que huele la muerte?.

La muerte huele dulce. Es una bocanada pegajosa y rancia que se cuela por la boca, por la nariz, que no se quiere escapar de los pulmones y que cuando lo hace lo hace dañando. El dulce olor de la muerte es el único que nunca se va.

viernes, 14 de noviembre de 2008

AVISO A NAVEGANTES

Este humilde Oráculo tiene, por primera vez, un ruego: NO ES NO.

Si le digo a alguien que no le quiero, no estoy jugando: ES QUE NO LE QUIERO.
Si le digo a alguien que no le necesito, no estoy jugando: ES QUE NO LE NECESITO.
Si le digo a alguien que me deje en paz, no estoy jugando: QUIERO QUE ME DEJE EN PAZ.

Si no ha quedado claro, llamaré a un notario y lo firmaré bajo juramento.

NO ES NO.

No les cuentes tus penas a tus amigos:¡QUE LES DIVIERTA SU PADRE!


Hades retuvo una frase para mi ayer. Sabe que las colecciono, y eso junto a un dorsal con el número 444 son los mejores regalos que he recibido últimamente (me conformo con tan poco).
"No les cuentes tus penas ni a tus amigos: que les divierta su padre". Ácida, en su linea, pero veraz.


El Oráculo se ha despertado presintiendo. Lo presentido no tiene entidad aun, pero el Oráculo sabe que no es bueno. Una presencia oscura se cierne sobre el entorno del Oráculo, y la ceguera de su identidad asusta al Oráculo. Sea quien o lo que fuere, esta Pitonisa anda afilando su arma favorita para enfrentarse a quien sea preciso. Aquí estoy, esperando, no pienso huir. Da igual la distancia a recorrer y la velocidad que utilices para hacerlo, existen cosas de las que no cabe la escapatoria. Eludir la lucha no da lugar.


Buenas noticias en la guardia pretoriana: tengo a una que reza hasta a las estrellas (¿será loca?). La lotería se ha adelantado en algunas casas este año, y al parecer una de ellas es la de mi guerrera loca del amor infinito... rosa, rosiiiisima, como un algodón de azúcar de los de la feria, la que tiene los ojos que parecen del mundo Manga, esa, la que se pone camisones (que además la sientan bien) para salir de fiesta con tacones de aguja y avalorios de la Srta. Peppis... esa...

Talipón y sus cositas. Cree que el Oráculo responde a zanahorias para trotar. Nooo el Oráculo prefiere bombones Godiva y además cobra por adelantado.

El Oráculo sigue esperando el golpe que ha de llegar, porque si algo tiene claro el Oráculo es que más pronto que tarde entrará sin llamar. Lo dicho, aquí estoy. Tengo el pecho descubierto y el alma recién brotada, así que no tardes.


El Oráculo de Delfos ha hablado.





jueves, 13 de noviembre de 2008

ESCUCHARSE A UNO MISMO


B.vela contesta a mi petición de piedad para uno mismo. Me cuenta que el secreto está muchas veces en escucharse a uno mismo. Y es que es verdad... pasamos tanto tiempo buscando la opinión, el beneplácito, el afecto ajeno, que no nos damos cuenta de darnos el tiempo de escuchar lo que nos decimos a nosotros mismos. Este humilde oráculo así lo hará. En adelante se mirará un poco más el ombligo.

Ególatras, narcisistas, que tendencia loca la de este oráculo de rodearse de semejantes individuos, ansiosos todos por ver reflejados en este oráculo sólo aquellos comentarios que les atañen directamente. Durante un instante fueron el centro del universo, pero fue sólo un instante. La gracia está en esperar a que las estrellas vuelvan a regalarles otro segundo de gloria. Mi querido Talipón, el ogro bonachón: Que siiiiii, que te leeeeo. Quieres una respuesta? Tendrás que realizar primero la pregunta. ¿no crees?.

"Cositas de Elena" visitó el Oráculo y preguntó: ¿Qué se le regala a un Gremlin si te ves obligado a ello?.

Respuesta: Algo barato, que no te lleve mucho tiempo comprar y para garantizar que les guste, comprueba que sea justo lo contario de lo que tu elegirías para ti. Seguro que aciertas.

Os animo a que la deis otras opciones.

Un sicario con dolor de garganta me regaló minutos muy hermosos frente a una taza de café calentito. Estaba algo perplejo ante la mentira ajena y yo, a través de este oráculo, le ofrezco esta reflexión: Para saber la razón por la que los seres que amamos nos mienten, solo es necesario analizar la razón por la que les mentimos nosotros. No siempre hay fines oscuros tras una mentira.

Por lo demás, ayer fue un día muy raro: ¿Sabéis que guardo de él?. Una cifra 444. Sólo aquel que se atreve a decirle al Oráculo que cuide sus faltas de ortografía (el Oráculo se disculpa por su ignorancia), sabe a que me refiero. Mi comentario para el As de picas: Ahora a por la entera.
el Oráculo de Delfos ha hablado.

martes, 11 de noviembre de 2008

MEMENTO


Una mujer anónima pregunta. "¿Qué hacer si mi chico no me escucha?". El Oráculo contesta: Ninguno lo hace. No es una función que les venga de serie. Algunos, los mas, te dirán que no es que no te escuchen, es que tienen mala memoria:Mentira.
Los más sinceros te dirán la verdad:" lo cierto es que no me interesa lo que me cuentas, te miro mientras mueves la boca, pero el mensaje no llega a mi, porque sencillamente no te escucho."



Es el efecto "Memento". "Memento", para quien no haya visto la película, es la historia de un hombre con una memoria a corto plazo (muy corto plazo), que para no olvidar, se tatúa los eventos vividos en la piel. Ni que decir tiene que lo que a priori parece algo cómico resulta finalmente del todo trágico. Película no recomendada para los amantes de comedia romántica.



Mementos. Si tienes uno en casa, lo suyo es sacarle partido. Dile cosas que nunca te atreviste a decir, total, las va a "olvidar", o mejor dicho "no procesar". Dile que le quieres aunque no lo merezca, o que le odias, o que muchos fueron antes que el... dile lo que quieras, y cuando luego te reclame, le podrás mirar extrañada mientras musitas... "No sé querido... no recuerdo haberte dicho nunca tal cosa". Su mente pequeña no podrá rebatirte. Empezará a pensar que, una vez más, quizás no puso suficiente atención a tus palabras.



Un día de estos, he de ser yo quien practique con el ejemplo. Parece divertido. ¿No?



De todas formas, mi querida amiga "anónima", no debe dañarte la actitud de tu "chico", piensa que quizás no lo haga con maldad, simplemente es que carece de los recursos suficientes, nadie dijo que esto fuese fácil. En ocasiones es mejor darse por vencida porque es lo que hay.



El Oráculo de Delfos ha hablado.


lunes, 10 de noviembre de 2008

MUNDO GREMLIN

Mundo Gremlin... Códigos internos. Gremlin son todos aquellos que son capaces de invertir más tiempo en crear problemas, quejarse, victimizarse, rumiar... que en hacer las cosas fáciles y ser simplemente felices. A todos los Gremlin tengo que decirles:

1. La infelicidad es un gen propio. Nosotros somos, por regla general, los dueños de su uso.

2. La economía es necesaria en estos días que vivimos: economía de gastos pecuniarios y sentimentales. Realizar recortes en nuestros gastos económicos es relativamente sencillo, lo difícil para el Gremlin es darse cuenta de que debe economizar tiempo, el suyo y el ajeno, para que la economía sentimental esté saneada.

COMO SOBREVIVIR AL GREMLIN: Identificándole y haciéndole una caricatura.

Espero que esto sirva de consuelo para todos aquellos que han sufrido o sufren un Gremlin en su vida.

Rañas miserables.... (Iván Raña, es un triatleta). Triatletas de todo a cien. Eso es lo que somos. Todos corremos, nadamos, pedaleamos como locos cada día sin el premio de una medalla. Tan sólo somos parte del pelotón. Todos, somos héroes. Todos, queridos Gremlins, así que no os quejéis tanto y dejad de hacernos perder el tiempo a los demás integrantes del pelotón de triatletas, que nuestro objetivo no es otro que acabar, que no es poco.

Y al Grelim, leña, que es de goma.-

El Oráculo de Delfos ha hablado.


miércoles, 5 de noviembre de 2008

PUZZLES ABSURDOS


El Oráculo ha soñado. Y los sueños de la Síbila dan mucho miedo porque tienen tendencia a cumplirse de una u otra forma.

La Pitonisa ha soñado con un as de pikas, la única carta de la baraja con capacidad de muerte en si misma. He soñado que el As asestaba una puñalada letal al corazón del oráculo, y que la guardia pretoriana (concepto nada helénico por cierto) intentaba tirar la puerta abajo sin conseguirlo con el objeto de proteger a la síbila. El oráculo lloraba sin poder hacer nada cuando tomaba consciencia de que la vida se le escapaba y que la guardia nunca atravesaría la puerta.


Metáforas, alegorías. No se. Dicen que los sueños se alimentan de las vivencias del día. No lo dudo porque ayer fue un día muy extraño.

Puzzles. El placer de unir una a una las piezas, el placer de ver crecer la imagen de nuestra mano para descubrir que, cinco mil piezas después, nos falta una pero no una cualquiera, una justo del cielo, de la zona central, arriba, una pieza sin la cual el puzzle no es una imagen completa, es un absurdo, un puzzle incompleto. A veces gastamos más energía en intentar disimular la ausencia de la pieza, pintando el hueco sobrante, buscando sucedáneos, que la que emplearíamos en iniciar un puzzle en el que, esta vez si, estuviesen todas las piezas. Esta reflexión llegó a mi, de rebote, creo que anoche, y me la hizo una persona que justamente en su momento de falta de lucidez, estaba mas acertada que nunca. Y me hizo pensar que no tiene sentido esperar a que las imperfecciones de las personas desaparezcan, porque no lo van a hacer. Si lo que buscamos y no encontramos por mas que nos esforcemos en pensar que deber estar ahí, finalmente no aparece, debemos tomar la decisión de abrir una caja que albergue otro puzzle y que intentemos comprobar, de entrada, que no falta ninguna pieza.

El puzzle cojo, el incompleto, podemos guardarlo en el cajón donde albergamos nuestro oscuros secretos, para de vez en cuando, echarle un vistazo que nos haga soñar con el hecho de encontrar un día la pieza perdida.

El Oráculo de Delfos ha hablado.




martes, 4 de noviembre de 2008

GUERREROS QUE PARPADEAN


En la historia del Jocker de ayer alguien ha puesto el siguiente comentario: "Se puede querer mucho a dos chicas a la vez?" . Firma como el pesado de siempre. Que tendencia tienen algunos a sentirse únicos, como si en mi vida sólo hubiese un pesado...

Como contestación el oráculo dice:

Claro que se puede querer mucho a dos chicas a la vez. De hecho, vuestro concepto de "querer mucho" es un dato fluctuante. Los hombres podéis "querer mucho" a mucha gente, porque realmente no sabéis que es "querer mucho" hasta que no tenéis, por ejemplo, una hija, y no siempre.

No es mi intención "dar cera", tu me preguntas y yo contesto. No es mala fe. Sólo que cuando os miráis al espejo tendéis a ver un Guerrero de la Luz. Y cuando os miramos nosotras, pues eso, que el Guerrero parpadea como un neon a punto de morir.

Tengo un amigo que tiene memoria de pez. Olvida o, como dice él, no pone suficiente atención en las cosas que le cuentas. El buen sicario reconoce que lo que dice un día no tiene absolutamente ninguna validez al día siguiente. Cruel, pero sincero. Las mujeres preferimos eso a que nos regalen un día 25 rosas rojas y al día siguiente nos digan eso de ufff, es que he estado muy liado... cuando tenga hueco en la agenda me ocuparé de hacerte sentir mejor.

En la pregunta de nuesto amigo "pesado de siempre", lo que intuyo son unas ganas feroces de serle infiel a su pareja y necesita, como casi todos los hombres, que alguien que él entiende con un criterio superior, legitime tal acto. Pues has de saber, qurido amigo pesado que:

1. Este oráculo no juzga, sólo contesta. ¿Se puede querer a dos chicas al mismo tiempo?. Respuesta: Si, tal y como vosotros queréis, puedes llegar a querer "muchísimo" a todas las que aparecen en la guía de teléfonos de tu región.

2. Si no puedes con la central, no abras sucursales.




El Oráculo de Delfos ha hablado.

lunes, 3 de noviembre de 2008

ME HA ROBADO UN JOKER


Sólo la persona capaz de entrar corriendo, al Cuartel de la Guardia Civil de XXXX, casi gritando "Me ha robado un jocker", puede entender este título.

Para todos los demás, dejadme alegraros la mañana y que os cuente que todavía queda gente en el mundo que merece la pena querer, y mucho. ¿Cómo no hacerlo cuando se trata de una mujer que le roba el boli al guardia civil que le está tomando declaración, y que luego se extraña porque el sujeto pregunta donde está su boli?. La respuesta no fue menos buena... "En mi bolso".

Evidentemente, la historia tiene tintes de "tragedia", porque la pobre que chillaba que la había robado un jocker, se refería a un "hacker" malo malísimo que le había "pelado" la cuenta. Fue un susto, no creáis, pero claro, en lugar de rasgarse las vestiduras y andar gimoteando por los rincones, como habríamos hecho todas, mi amiga del mundo se fue a la Guardia Civil a poner la denuncia, se enfadó porque la máquina de café con leche no expedía café con leche, solo café aguado, y en represalia, le robó el boli bic al agente que la estaba tomando declaración sobre el robo que un "jocker" le había realizado.

Digno de mención fue el trasiego de hombres de verde por las instalaciones donde la chica del jocker ponía la denuncia. Creo que le miraban las piernas, a ella y a la que le acompañaba, amiga de ir enseñando las turgencias.

Una vez aclarado el concepto, me imagino a ese guardia civil, recien "llegaico" de Murcia, imaginando a la pobre de mi amiga encañonada por un tipo con el pelo verde, la cara blanca y una sonrisa perenne en los labios, atracándola en el tiempo libre que le deja Batman.

Hay cosas en esta vida, que no tienen precio... como la amistad de "Jane Calamity" para mi, aquella a la que atracan los "jokers"....
Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo