domingo, 27 de diciembre de 2009

LO QUIERO TODO



Cuanta desesperanza. Toda.
Pasada la tormenta lo quiero todo a grandes cucharadas. Sorberé todas sus risas y sus saltos de pequeña bailarina. Esta tormenta no llegó a huracán y por ellos le doy gracias a los dioses, a los espíritus benévolos de los que me cuidan desde el hueco de la escalera y a los que he alimentado con cera y flores frescas a partes iguales.
Se me ha quedado pegado a la lengua y villancico que silbo sin descanso. En IKEA, esta mañana, un tipo me ha mirado por encima del hombro porque silbaba una tonada navideña, tentada he estado de arrancarle la arrogancia a ostias, pero me he contenido porque soy feliz.
El Oráculo ha vuelto a casa por Navidad ( patrocinado por una conocida marca de turrones) y se ha traido una deidad hasta ahora no presenciada y la eterna manía de seguir el compás a los pasos ajenos.
Feliz Navidad.

martes, 10 de noviembre de 2009

ORÁCULO CIEGO Y MUDO

No sintonizo. No veo. No escucho. El Oráculo ha enmudecido porque hay un dolor ajeno que se le ha colado hasta congerlarle las muchas o pocas capacidades que hasta ahora lucía. El andar asimétrico me ha puesto una venda en los ojos, una mordaza en la boca, ha soplado con fuerza en mis oídos. Hasta que la carrera no vuelva a ser presta, no volveré a manifestarme. El Oráculo ha hablado.

jueves, 5 de noviembre de 2009

MENTE MARAVILLOSA



Cabecita loca no quiere toca. Mente maravillosa, atemperada, preclara. Alta capacidad, baja resistencia al dolor. Cuerpo pequeño, delicado, crujiente a cada paso. Carrera absurda. Nomenclaturas malditas. Definiciones oscuras. Tormentos en mi almohada.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

LAS PELUSAS ABRIGAN



¿Por qué razón alguien coge el móvil y le hace una foto a la pelusa gorda de debajo de la cama?
¿Por qué razón, aun más extraña, te la enseña?
Supongo que se trata de personas especiales que incluso le ponen nombre a las pelusas cuando son muy gordas. Incluso las defienden y les ponen un nombre como "Fermín".
- Será Fermina  - diría yo - es "una" pelusa.
- Negativo -contestaría ella - es un chico y se llama Fermín porque abriga.
- Pues Fermín se llama mi vibrador - diría yo.
- Ese si que es un nombre raro para un vibrador - protestaría ella - además los vibradores no abrigan.
- Lo que no abrigan son los Fermines.
- ¿Y por qué le has puesto Fermín?.
- Oye, que hablábamos de tu jodida pelusa.
- Anda cuéntame por qué.
- Por la escasa probabilidad de que alguna vez tenga un amante de carne y hueso con ese nombre.
- Un nombre que abriga - insistiría ella.
- Un nombre poco usual..
- En Pamplona hay muchos - me informaría ella.
- ¿Pelusos que abrigan?- preguntaría yo.
- Nooooo, Fermines.
- Pero yo no vivo en Pamplona y Hades es mucho Hades: imagina, el señor del inframundo, casi nada.
- Bueno eso si.
- ¿Y qué has hecho con Fermín?. ¿Lo has guardado en un cajón para que te abrigue los sujetadores?.
- ¿Por qué clase de loca me has tomado?- exclamaría ella con los ojos como platos - ¡Lo he tirado a la basura!.

Ya no le tenemos respeto ni a las pelusas que abrigan.

martes, 3 de noviembre de 2009

DOLOROSA PREDICCIÓN



Uno no sabe si ésto es la foto de una boda o de la noche de difuntos. En casos como el que hoy me compete, parece ser misma cosa: El Oráculo predice dolor en e futuro cercano.

El sábado ella se casa  con el hombre equivocado. Es una certeza. Las señales son tan evidentes que ya no cabe la posibilidad de que ella, cegada por el amor, no lo haya visto. Una vez descartada la ceguera sólo queda una opción: la resignación. Como el toro ante el toque de clarines y timbales, no hay salida.

El Oráculo predice dolor, pero el dolor es necesario para seguir adelante. La novia no irá de blanco, pero irá tan radiante que las oscuras nubes que preñaran el cielo castellano no tendrán nada que hacer. La negrura de después es la que me ofusca el entendimiento porque el novio es un súcubo y por tanto, la peor de las elecciones. Lo intenta. Y no es mala del todo su intención. Disimula, pero no lo hace bien.

El Oráculo callará porque no ha sido preguntado.

No hay consuelo. No hay remedio.

Nota: Si, es "El comandante."

sábado, 31 de octubre de 2009

LA LEYENDA DEL JINETE SIN CABEZA



Pues sin ir más lejos, hoy es Halloween. Está mal visto sucumbir a costumbre sajonas, pero es que me resulta más excitante esto que ir todos los años a sacarle brillo a las letras de las tumbas de los que nunca me dejan y a los que nunca abandono porque caminan a mi lado.

Me he pintado la cara de blanco y unas oscuras ojeras han adornado mis ojos. Un gorro de bruja, picudo, picudo, y la pequeña ciruela verde a juego. Han llamado montones de niños a la puerta y a todos les he dado monedas de chocolate. Si : he sido convencional. Y ahí no acaba la cosa: como cada año me sentaré en el sofá con un buen vino tinto para ver "sin cortes" la peli  "Sleepy Hollow" . Realmente la leyenda del hombre sin cabeza no tiene que ver con la tradición e Halloween, (para curiosos, consultar wikipedia), peeeero, ¿quién se atreve a quitarme ese placer?. ¿Serás tú?. Pues cuídate de que al alba tu cabeza se mantenga sobre los hombros... igual te mando al jaguar, que no tiene espada afilada,  pero si garras fieles. Sacadle las tripas y el regusto a la noche de difuntos, pasa en un suspiro.

martes, 27 de octubre de 2009

KARL LAGERFELD CHOCHÉA




Pues claro que chochéa. Es mayor y se ha metido mucha cochinada en el cuerpo para apuntalarlo. ¿Quién le puede tener en cuenta esos comentarios acerca deque "no frabrica por encima de la talla 36 porque por encima de esa talla todas son (somos) obesas", o que las mujeres que le critican son (somos) unas  "amargadas que comen chucherías sentadas en un banco del parque". Pero, ¿no véis que es una persona mayor, muuuy mayor?. Y aunque la regla dice que la sabiduría se alimenta de la experiencia, por lo que nuestros mayores son sabios a los que debemos tener muy en cuenta, también es cierto que todos podemos sufrir en nuestra vejez episodios de demencia. ¿En serio no le tenéis un tanto de piedad?. ¿Acaso no os da una pista sobre la solvencia de sus comentarios ese disfraz de playmobil "Nochevieja" con el que se paséa?. 

No creo que el pobre hombre sea responsable de herir la sensibilidad  de montones de personas en el mundo. Creo que la idea desafortunada parte de los medios de comunicación y de la desmedida difusión que se le ha dado a la sarta de tonterías que se le han escapado por la boca al pobre señor. Mi abuelo (que por ende tendría, de vivir,  la misma edad de Lagerfeld), decía marranadas a las mozas que pasaban por delante de su puerta en el final de sus días (entendamos por marranadas cosas como "vaya culo mas bien puesto" o "si no fuera por estas dos muletas te iba a dar yo a ti lo tuyo"), pero nadie se ofendió, porque mi abuelo era un señor mayor algo demenciado y que no lo hacía con ánimo de ofender, todos sabíamos que sólo quería llamar un poco la atención antes de que un fallo multiorgáncio lo devorara (aunque al final secillamente se lo llevó la muerte).

Yo sólo pienso en el pobre señor Lagerfeld, recien levantadico por la mañana, con su albornoz de a 5000, en su mansión fastuosa, solo, ante el espejo, mirando las marcas de los pespuntes que le ha dado y que sin maquillaje cantan por soleares. Enfrentado a sus ojillos que ya no ven, a su piel  sin fotoshop, a los pelinos sin sesión de peluquería. Las canillas, las rodillas caidas, que ya no hay Dios que las levante y el baluarte masculino mucho menos triunfante, sin duda. Se me cae el alma sólo de pensarlo. Ese amante pagado entre las sábanas en las que seguramente alguno de los dos ha fingido. Qué tristeza.

Yo también arremetería contra las personas normales, aquellas felices sin artificio y que no necesitan una cohorte de lacayos para sentirse valiosos. Si no lo hiciera así quizás podría caer en la tentación de sentirme un personaje de cartón piedra.

Respetemos al Sr. Lagerfeld. Lamentablemente no todos consumiremos sus productos, bien por tamaños inadecuados a nuestras necesidades o por precios estupidamente inflados (a mi es que no me gusta que me atraquen, que tía mas rara soy).

Y por encima de todo: No le demos demasiada importancia a sus declaraciones. TODOS SEREMOS MAYORES Y TENDREMOS MIEDO A SER OLVIDADOS Y A FALTA DE SABUDIRÍA TIRAREMOS DEL ESTUPIDIARIO.

lunes, 26 de octubre de 2009

A MEDIO GAS



"Press here"

Los pulmones a medio gas. Sin resuello. A pedales contrariados. No me llega la piel al cuerpo desde que en sus ojos veo el conformismo que no se le puede presuponer. La certeza de su magnífca calidad me duele de tanta grandeza. Estalla contra mi pecho y ya no cabe nada dentro: de aire ni hablamos. Disparos de sal que se clavan en la carne. Bocados de bestias anhelantes de vida. ¿Y que puedo hacer?. Poca cosa, contarle un chiste, un beso en la coronilla, respirar el olor a niño puerquito, a lapiz con gomas atrás, a plastidecor y a castigo sin natillas si no te acabas las judias verdes.
Quince y bajando.
Catorce y bajando.
Trece y bajando.
¿Doce es el viernes?
Si, pero de la semana que viene.
Goteo con suspiro anexado.
Suspira otra vez. Llora lágrimas luminosas para que yo me las beba ansiosa.
La injusticia camuflada en su nariz altiva y en el chocolate de su mirada.
"¿Podré viajar a París con diecisiete años para ser mosquetera del Rey?"
"Nadie podra impedirlo".

¿Y yo?. Sólo sé contar de quince hacia atrás sin gracia alguna.

jueves, 22 de octubre de 2009

GIRA Y VOLTEA



Gira y voltea, enajenación divina del genio creador.
Mis palmas no alcanzan para proteger al mundo del Sol abrasador. Ni tan siquiera consigo una mínima sombra sobre los ojos que tengo guiñados por el brillo.
Calma chicha. Pica, repica el astro brillante amarillo pálido en el cielo silencioso que abofetea a los insectos grandes y pequeños.
Se acerca.
Gira y voltea.
Sobre si mismo. En puntas. Gira y se acelera. Toma fuerza, inspira con fuerza y se acerca. ¿Quién le pone bridas al viento?.
La tormenta no se divisa, pero está.
Como plantas a nuestro cuidado cuyo riego postergamos inconscientemente, así estamos matando lo bueno que hubo. Las flores más hermosas son las que más cuidado requieren, aunque bien podemos mentirnos y manifestar que no son feas las malas hierbas que proliferan en lo que antaño fueron vergeles.
Las Tablas de Daimiel se han muerto por la avaricia de los hombre y los grupos en los que se asocian para disimular la culpa. El infierno ha abierto sucursal donde antes la vida olía a limo fresco y a escamas de peces de agua dulce.
Hacemos un puente de madera, la llamamos pasarela. No lleva a ningún sitio. Millones de euros invertidos en polvo absurdo.
- ¡Pero si no hay patos!.
- Cierto, cierto - contestará el responsable algo nervioso - ¿Pero que me dice de la pasarela de madera y el observatorio mimetizado con el entorno?.
- Pero, es que no hay nada que observar.
- Bueno, bueno... si nos vamos a poner picajosos.

Gira y voltea la tormenta que arrasará lo bueno y lo malo y que pondrá el contador a cero . Tristemente, no estaremos invitados al evento.

miércoles, 21 de octubre de 2009

AQUI ESTOY


Pues no me veas pequeña, porque no lo soy. Soy tan grande por dentro que tiendo al infinito.

Estas pierna de poca alzada son columnas.^¿Y tú?. ¿Puedes decir lo mismo?.
Eres grande, fuerte, poderoso, pero soy yo la que te sujeta una y otra vez, la que te alza tras hincar la rodilla en el polvo del camino.
Este brazo mío no parece gran cosa. Es un brazo recio pecoso y con vello rubiáceo. Pero nunca olvides que ha sido este brazo mío sobre el que has llorado todas las veces del mundo y las que vendrán, porque si algo tengo claro en este momento, es que mi tesón es mayor que tu desgana, y que me anclaré con fuerza en este monte perdido para que puedas lanzarte al vacío sin estrellarte, porque estás unido a mi cintura por este cable invisible que todo lo puede.

Yo no soy una sirena de cabellos dorados.
Tampoco una ninfa flexible indolente en tu regazo.
Yo soy la que se sube las mangas de la camisa y te dice: ¿Por dónde empiezo?.

Estos son también mis pies. Un 37 sin pretensiones. Blancos como la nieve, eso si. Pues estos que miras de reojo son los que recorrerán todos los laberintos hasta llegar a tu lado.

Soy la que espanta los fantasmas que duermen bajo tu cama de cerezo.

También la que te limpiará los mocos si se te acaban las fuerzas y las mangas.

Soy muy poco para ti ahora.

Mañana mi nombre será tu almohada y mis ojos tu sueño reparador.

Protesta cuanto quieras. Quererte es mi empeño mas tonto, pero empeño al fin y al cabo.

martes, 20 de octubre de 2009

CASTIGADA SIN POSTRE



Me he castigado sin postre. Es que me lo he ganado a pulso porque he de reconocer que se me va la mano de mezquina con mas frecuencia de la que debiera y como no me entra el remordimiento pues ala, contra la pared, a la cama sin postre, el finde no salgo y me quedo sin paga.

En otro orden de cosas: Acabo de oir que una editorial a convocado un concurso literario cuya temática sería "la noche que murió Berlusconi". Tentador...

Me he enroscado en el sofá, junto al fuego. Gata despeluchada en chandal y zapatillas que deja el brillo colgado del perchero de la entrada. Ovillo de lana rojo. Agujas gordas, gordísimas. Plic Plac, plic plac. Punto bobo. Es que no hay mejor manera de pensar. Plic, plac.


Lista de pendientes:


El color magenta.
Como pulverizar los besos perfumados sobre la nuca de una bestia dominada.
La distancia de un chicle estirado ha de ser suficiente.
Elegía de los pasos vacilantes.
Máster en sombreros puntiagudos.
Smoke on the water o de como convertirse en Medusa.
Aprender a callar so pena de amputación de la lengua.
Dormir.
Halagar más a aquellos que me despiertas admiración y quitarme menos pelusas del ombligo.
PD. Una vez decidida a retornar mi carrera como superhéroe (bueno, superheroína) me tengo que poner en firme a buscar la capa. Si no recuerdo mal está con la ropa de invierno, en el altillo.


lunes, 19 de octubre de 2009

PASTA GANSA





Ojo la pasta gastada en chorradas. Ojo de verdad. Ojo la importancia que le damos a lo absurdo por el mero hecho de que, como trepadora invasiva, el ente se haga más y más fuerte aunque no sirva ya para nada. Ojo el dineral en publidad innecesaria para servicios innecesarios destinados a gente inexistente proclamados por aquellos que un día creímos útiles y que se resisten a caer solo para conservar el sillón calentito y comodito en el que se sientan. "Departamento encargado de la acogida a personas verdes con puntos amarillo". ¡Coño!, resulta que no hay personas verdes con puntos amarillos. "Ahhhhh, pero yo soy experto en acogida a personas verdes con puntos amarillos y me resisto a marcharme porque el dinerito que me pagan es muy rico"... Ya.. pero es que las personas son rosadas, o amarillentas o marrones, desde el clarito al oscuro casi negro... "Ahhhhh, pero eso no es importante, lo importante es que toda mi familia es experta en gente verde con puntos amarillos y nos gastaremos mil millones de yenes, que diría Sin Chan, en publicidad nuestro servicio exclusivo"...


Dios Santo... ¿ES QUE NO HAY NADIE QUE LE GRITE AL EMPERADOR QUE VA DESNUDO?.

DRAGÓN QUE DUERME




No atiende a razones.

Bestia rencorosa, sucia caprichosa que se enroca con el alminar de mi cautiverio, desbaratondo una y otra vez la jugada maestra.

Ha cerrado los ojos sin darme opción.

El suyo es pellejo viejo, curtido en las batallas ganadas en otros lugares que no son el mío y que, por tanto, no responde al castigo de mi espada de madera.

Cae en el profundo descanso del que despertará, sin previo aviso, justo en el momento en el que me haya acostumbrado a la placidez de su sueño.

Se alimenta de la tinta de mis venas que brotan del venero de mi sentido común que, curiosamente hoy, se ha declarado en huelga.

Son mis plegarias susurro en su sueño y el batir de sus alas el tañido de las campanas que en ocasiones tocan a muerto en mi honor.

Ha nacido tantas veces como ha sido olvidado siendo yo el fanal del que brota su negro fuego.
Nunca le dije que le iba a querer toda la vida, pero creo que me lo leyó en la frente. Tanta transparencia acabará por matarme.


Y mientras tanto Dios sigue apagado o fuera de cobertura. Guardaré mi rezo en el borrador hasta su regreso.

viernes, 16 de octubre de 2009

DESDE COLUNGA


- ¿Yo en Colunga?, ¡ya quisiera!.
Pero los bucles se tornean una vez más pintando a bastos bien en la Villa, bien en Colunga.
- Traeme algo - le pediste.
- Si, un cacho piedra - contestó el muy bobo.
- Bueno, preferiría queso de hoja, pero un cacho de piedra está bien.- Y te encogiste de hombros.
- Date tiempín.- Te digo.
- ¿Para qué?.- Me contestas.
- Para no darle otra vuelta al bucle.
- ¿Y qué si no?.- te vuelves a enconger de hombros.
- Pues también es verdad. Otra vuelta tampoco va a matarnos.
- Parecemos los pimpinela.
- Si, en versión Astur, no te jode- me río.
Y gira sobre sus punteras las bailarina del cantábrico. Gira sin demayo sobre el rizo de la ola. No tiene ánimo de parar, aunque llegue el lunes, así que tu verás.
"¿En Colunga yo?, ¡ya quisiera!".

martes, 13 de octubre de 2009

RATAS

Eva no sabía como decirme, pero llevaba yo varios días que le barruntaba la desazón. Me miraba y me decía.. "¿qué te iba a decir yo?" y yo me daba la vuelta en la silla hasta enfrentarla con un "tú dirás..", pero no me decía nada.
Hoy la conversación ha empezado como siempre: que qué tal el finde, que si aquí que si allá. No sé, un poco de todo pero nada de mucho y hemos caído en el tema del mal ambiente que hay en el otro centro, el antiguo, donde trabaja el grupo mayoritario del equipo. Que si menos luz, que si todo el día a la gresca, que por qué esa grima y esa inquina que todas parecen brindarse como la única forma de relación posible. Y un silencio incómodo se queda flotando entre nosotras hasta que muy bajito me comenta:
- Y ruidos... por la tarde, cuando me quedo sola a eso de las seis, pues que escucho ruidos raros en el despacho del Presidente.
Y yo sonrío porque de nuevo saltó la liebre.
- No, no es en el despacho del Presidente.
-¿Cómo?.
- Los ruidos - le explico - que no son en el despacho del presidente, sino en el archivo, el del ventanuco que da arco de la calle mayor.
- ¿Cómo dices?- pregunta ella sin comprender.
- Que si, que los muertos, los de la dictadura, los que cayeron en el calabozo en el que terminaron de ajusta cuentas los que no tuvieron bastante con la guerra, pues esos están todos ahí.
Eva no da crédito.
- Estás de coña.
- No, yo no. Además, eres tu la que escuchas ruidos.
- Ya, pero yo me refiero a ratas.
- ¿Has visto cosas mordidas por ahí?.
- No.
- Pero has escuchado ruidos.
- Si.
- Pues verás cuando llegue el invierno y la noche llegue antes. Es como si madrugaran.
- ¡No jodas!.
Sonrío.
- No, ni yo ni ellos. Sólo están ahí los pobres esperando que les dejen en paz, y nosotras venga fotocopia, venga expediente. Así no hay quien descanse en paz.
Eva me mira con los ojos como platos.
- Broméas.
Silencio y sonrío.
- Pues claro... son ratas.
- Lo sabía, ¡ que asco !.
Mejor asco que miedo, ¿no?.

sábado, 10 de octubre de 2009

INSTANTES


Coleccionistas de instantes. Ese y no otros menesteres son a los que debemos dedicar nuestra existencia. Este fue en "La Caleta" (Sin Bond, James Bond). Quedaban 32 minutos para la ocultación del sol y la preocupación era si la humedad de la playa se cargaría el esparto de mis sandalias. El paisano de tierras bárbaras a mi lado, cómplice de la escena que yo iba a inmortalizar. La cámara cargada de buenas intenciones otorga el protagonismo a la extraña pareja. Casi dos metros de él versus el metro apenas rebasado de ella. Un beso en los lábios. El casi de rodillas y ella de puntillas. Yo disparo y le descubro la envidia, quiero creer que sana, aunque de cierto creo que nunca la hubo tal (sana), al paisano que empieza a sospechar que nunca se verá en la misma.
Sorprendidos por el beso ambos me miran y ella se carcajea enseñando los dientes de ratón y yo, henchiza de todo lo bueno que puede darme la vida comento:
- ¿Viste alguna vez, querido J, un amor más grande, puro y sincero?.
- Ciertamente nunca - musitó el paisano.
Y entonces le busqué signatura, al recuerdo, y lo atesoré con mimo entre los mas preciados que guardo en el segundo cajón de mi existencia.
El Oráculo os conmina a hacer lo mismo, en bucle, hasta el fin de los días que sin duda serán.

viernes, 9 de octubre de 2009

PIEDRA SOBRE PIEDRA



.. he de levantar, el dique que frene el brío de tu amor"
Hoy es viernes. No tengo gran cosa que decir y dicen que cuando no se tiene que contar mejor callar. Pero es superior a mis fuerzas. Soy tan ególatra que canto cuando no tengo nada que decir por el mero placer de escucharme. Soy una pedante, lo se.
Dicen que la venganza se sirve en plato frío. El problema surge cuando el contenido del plato de tanto esperar a enfriarse ha terminado por echarse a perder. Eso me pasa a mi. Llevo cinco años esperando a ver en el lugar que yo estuve a muchos que entonces no me comprendieron. Llevo cinco años esperando a verles sufrir en sus carnes todo el miedo, la impotencia y el desasosiego que yo sentí. Llevo cinco años esperando a que la soledad les amordace como en su día pasó conmigo. Cinco años ensayando mi actitud de burla ante ellos. Cinco pensando en la desprotección que sentirán al ver que yo no hago ni el menor caso de sus súplicas. Cinco esperando a decir "¿ves como era duro?".
Ahora llega el momento y el plato ya no sé ni donde está. Sólo encuentro un postre lácteo de sabor dulce en cuya etiqueta pone PIEDAD. ¿Qué hacer?.
Gotéo lento pero estable que son sus quejas. Y son más las que vendrán.

martes, 6 de octubre de 2009

Y TÚ, ¿QUÉ MIRAS?




Te pones y te pones. Un poquito de rimmel, el pantalón pegado, petando pero sin obturar la mirada del otro. Taconazo escaramuza que te alza a la altura de la mas alta bruja. Las gafas negras, grandes que enmarcan tu carita blanca como de arroz y ese pelazo largo y enroscado. El resto, fondo de armario, en definitiva "ole, ole, ole, arroz con caracoles". Como niñata la radio a todo trapo, una y otra vez la misma estrofa que te hace mas grande, mas bella, mas diosa... Y te bajas del coche y caminas como si fuera el camino dorado a Oz y te cruzas con ellos. Ellos grandes y chicos, ellos solos o en grupo, en coche, parando en el paso de peatones para seguir con sus miradas tu caminar peliculero. Te miran, vaya si te miran, si es que de eso se trata, de creerte tormenta y lluvia que tono lo sana. Paso, paso... te miran. Cuanta soberbia mi alma, ¿cuánta?. Toda.


Y te ríes, y hasta el pelo se te sonroja de lo bonita que marchas.


Y te miran.


Coño, te miran tres señoras octogenarias que van a misa de 7. No jodas, ¿es para tanto?.


No jodas... pero no jodas de verdad. Te paras ante el escaparate de la libreria de la esquina y el cristal, capullo, te devuelve el reflejo de tu imagen en el sucedaneo de espejo: ropa guapa, fondo de armario pero guapa, esos pantalones al vacío, taconazos de medio lagarto y... un trozo de papel cello con florecitas pegado en la frente, el mismo que la pequeña ciruela usa para jugar, el mismo con el que jugaba cuando hablabas por teléfono y te lo pegó en la frente y pensaste, bah, luego me lo quito.


Pasa otro que también te mira : lo raro sería que no lo hiciera.

DEJA DE FROTAR, IMBÉCIL



Y la tormeta llegó vestida de novia anegando en llanto a los que merecían su desprecio.


- No insultes - me dice Arancha.

- No puedo evitarlo, sin insulto no es tan eficaz.


No sé como decirte a ti, que nunca leerás mi palabras, que no sirve de nada que te escondas en las sombras de los bailarines en puntas. No sé como hacerte entender que tienes la cadencia absurda de lo mil veces plagiado.

No se si soy yo, si debo a pesar de quererlo con fuerza, la que amparada por lo efluvios de la cueva del Oráculo se atreva a aventurar que yerras porque hasta para ser malvado es necesario una pizca de la esencia que jamás encontraste y que en tu desgracia auguraré jamás te será mostrada.


Te veo afanada sobre la pieza. El sudor encauzado en las arrugas de tu rosto preocupado, ajado te delata. Llevas horas con el trapo intentado sacarle brillo a ese objeto que llamas alma.

El Oráculo hablará hoy para ti:


DEJA DE FROTAR IMBÉCIL: ES TERCIOPELO.

viernes, 2 de octubre de 2009

ANGEL MÍO




Ángel mío...
Con tiralíneas la tinta que es el camino en tu mirada dormida.
Negro que azuléa.
Abierta la boca en una pequeña "o" de caligrafía.
El rizo húmedo, como de pollito.
Andar crepitante el tuyo. Correr en tormeta nueva.
Que tran-tran tormentoso es el juego de caminar sobre la linea imaginaria de la acera que lleva a tu mundo. Al tuyo que ya es el mío porque jamás habrá otro.
Frunces el ceño y cruzas los brazos sobre el pecho. Caprichoso tu gimoteo mientras agitas las alas de la princesa única de mi cielo y mi averno.
No es amor. Es más. Es todo cuando puedo profesar en la vida lo que me llevo con cada una de tus palabras, tus sonrisas o tus sueños. Cómo este en que miro el vello suave que me hace llorar y lloro... lloro porque me da la gana y porque no puedo con este sentir que me ha arrebatado la vida esclavizándome a tus pasos algodonados en calcetines de rayas.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

QUADROPHENIA


Se me abrieron los ojos de golpe. La Vespa de Jimmy por el acantilado y "As de Oros" resulta ser un simple botones . Fue una liberación. Nada es lo que parece y cuanto mas te lo hacen venden , menos es.
Inventé un síndrome (de forma completamente irresponsable) y le puse "Quadrophenia" y desde entonces lo he diagnosticado sin cesar (de nuevo de forma irresponsable).
En ocasiones buscamos verdades que son mentira y nuestro propio narcisismo nos impide darnos cuenta de que son de barro los pies de los ídolos que veneramos. El desencanto llega tarde o temprano y se convierte en una lección de vida.
Adentrarse en la treintena que cuarentea adoleciendo el síndrome Quadrophenia es una apuesta segura a la autodestrucción. El tratamiento ideal para la dolencia incluye hostia tras hostia de realidad hasta recobrar el buen juicio.
Te das cuenta de que eres un gilipollas cuando ves lanzarse sobre lo que abandonaste por no ser lo suficientemente bueno a aquellos que invirtieron todo su tiempo en demonizarlo a tus ojos. Ahí llega la soledad y la desconfianza, y de una forma u otra, no se marchan jamás.
Esta es una teoría del todo atolondrada y sin base científica alguna pero tiene un efecto anestésico en aquellos que se han sentido menospreciados en alguna ocasión por el mero hecho de no alcanzar "el nivel". El nivel.... Tremenda estupidez. Los niveles son garfios fascistas de relatividad manifiesta. ¿Dónde está el tuyo?.

AVIVANDO RESCOLDOS

Sopla sobre ese pequeño punto que apenas se ve.
Su color te muestra que aun vive.
Sopla suave y seguido, coge aire y vuelve a lanzarlo despacio pero con firrmeza.
¿Ves?: El punto ahora es tan grande como un céntimo y por eso debes seguir.
Ha pasado de rojo a amarillo infierno y eso es bueno: el rescoldo se despereza sobre las cenizas como un bebé tragón.

No, no pares. Dale un poco mas de tu entraña, susurrale hasta que su crepitar te conteste.

Sonríes victorioso: Es porque ahora te lo crees. De repente baila ante tus ojos. Es tan sólo una llama pequeña que apenas formulada tiembla en azul.

¿Lo ves?. La brasa perdió la virginidad y ahora es fuego.

No condenes de entrada una brasa por muy muerta que se presente. Piensa que los rescoldos son díscolos que se resisten a morir y se empeñan en alzarse en vida una y otra vez, contrariando los deseos de los mortales como nosotros.

¿Ansías el fuego?. Pues sopla sin miedo.

El fuego camina a mi lado

lunes, 21 de septiembre de 2009

EXPERTO EN TRENES PERDIDOS


Sonaban todos los teléfonos a la vez. ¿Es qué nadie pensaba en contestar?. Imaginaba el desasosiego de los llamantes al otro lado, peroél estaba allí de paso, como uno de los llamantes sólo que in situ.
La muchacha se tiraba de un mechón de pelo que se había escapado de la coleta. mordisqueaba el boli nerviosa mientras consultaba una y otra vez la pantalla del ordenador.
- Es que para su perfil no tenemos nada.
- Ah.
- Lo siento, pero es que la cosa está muy difícil, entiéndalo.
- Lo entiendo.
- La crisis, septiembre, ya sabe.
- Lo sé.
- No hace falta que se ponga borde hago lo que puedo - levantó la vista con algo de ira.
El muchacho bajó la vista apesadumbrado.
- Siento haberla importunado - contestó en un susurro.
- Lo siento caballero, pero es que ustedes vienen todos igual, pidiendo, pidiendo, pidiendo, con su montón de papeles para entregar y yo ya no se donde guardarlos porque no sirven de nada.
- La entiendo.
- Usted no entiende nada.
- Lo siento.
- Y hace bien en sentirlo, ¿qué quiere que haga yo con este curriculum que usted me trae?: Soñador de historias (200 horas), pero la academia no está legalizada. Maestro en "recortables de sombras lunares", uf, sólo 15 horas, que mierda de curso es ese. ¡Y que decir de este!, Curso en "Susurros tenues en noches de invierno"!. En fin... que lo intento pero es que usted, con esos ojos almendrados de vaca tranquila, el flequillo con remolino y los calcetines verdes no me cuadra en ninguna de las ofertas.
- Bueno, le traía uno nuevo.
- Pues deme, deme, a ver si...
Le dio el sobre color sepia donde venía el título expedido hacía tan sólo dos días con letras doradas, cursiva, enamorada, rezaba:EXPERTO EN TRENES PERDIDOS.
- Estamos buenos...

miércoles, 16 de septiembre de 2009

HOY ES EL DIA


Que suenen las fanfarrias. Altos clarines y timbales. En mi corazón un cascabel de plata tintinea sin cesar, porque hoy es el día. Cada 16 de septiembre, de aquí a la eternidad, cogeré del árbol de la vida una ciruela claudia.

martes, 15 de septiembre de 2009

PRIMAVERA A PESAR DE TODO

A pesar de todo, primavera.
Primavera dolorosamente brillante. Primavera.
Libre a la fuerza.
Ni con ni sin. A tientas para no herir ni ser herido por las flores que brotan bajo los pies descalzos.
Yo no quería estar aquí. Vivo una primavera obligada y tengo alergia a las gramineas. En este mundo mío todavía no se ha inventado el antihistamínico.
Tanta luz me lastima. He pasado tanto tiempo en la caverna que apenas puedo respirar con todo este aire claro que me rodea. Me ahoga la pureza. Quiero el vicio negro al que me he hecho adicta y que ahora me has robado de golpe. Llamo a las puertas del Averno. Se me pelan los nudillos y la sangre gotea sobre la punta de mis dedos descalzos. Parecen de niña pequeña. Nada. El eco del vacio, maldita indiferencia. ¿Y ahora qué?. Aun es primavera.

jueves, 10 de septiembre de 2009

RAMONÍN ESTOY POR TI.


De nuevo, movida por la fe, una mujer acude al Oráculo:
Un año pensando en lo que pudo ser y no fue por un estúpido ataque de estrechez con Ramonín el surfero.
Este fin de semana se van a encontrar y ella sabe que es ahora o nunca. Ronda de opiniones: ¿Y qué le diré?, ¿ y si no se acerca?.
Llegados a ciertas edades debemos evitar la ropa apretada en exceso y los devaneos supérfluos: Que le quede claro: RAMONÍN, ESTOY POR TI. ¿Que es lo máximo que puede ocurrir?, ¿Qué te diga que el sentimiento no es recíproco?. Siempre puedes fingir un mareo, pero lo dicho, a ciertas edades, ¿qué importa?. A lo sumo un anécdota para partirse de risa en las reuniones de Mahou y patatas fritas esponsorizadas por el lema "si es que son todos iguales".
Nota: Cuando hice esta foto esta enamorada, entre otras cosas de este atardecer tan maravilloso en "El Palmar". Andaba yo a tres palmos del suelo y el jaguar dormía en el fondo del maletero. El surfer al fondo no es casual. Por un segundo me quedé sin resuello y pensé... Ay si no fuera.... Bien podría ser Ramonín. No descarto volver a usarla cuando se os haya olvidado.

viernes, 4 de septiembre de 2009

COMO EL AGUA ENTRE LOS DEDOS


Se le escapaba todo cuanto en su vida había atesorado como el agua entre los dedos.
Uno a uno.
Todos los tesoros.
Sin remedio.
Quería y no podía.
Callado observaba como se iban quedando por el camino todas las pertenencias que tanto le importaron y que ahora, como juguetes desvencijados, morían en la cuneta de sus sueños.
Cerró los ojos. Los abrió para ver cuan mísero era el recuerdo de todo lo que en su vida fue y ya no quedaba. Apenas humo. Neblina vaga.
No valían los candados.
No valían las vigilias.
Simple y atolondradamente estaba quedándose sin nada.
Sencillamente había perdido todo cuanto había amado.
Como el agua entre los dedos.
Imposible evitarlo.

lunes, 31 de agosto de 2009

MIMÉTICO


El Oráculo irresponsable va a manifestarse a instancias del interesado:

El miedo es necesario. Nos mantiene en estado de alerta.

El miedo es bueno, no así el pánico. El pánico paraliza nuestra capacidad de reacción y podemos ser devorados por las alimañas invisibles.

Algo de miedo si.

Pánico no.

Camufla las armas brillantes que llevas en el cinto. Son espejos al sol que alerta de tu presencia mucho antes de que hayas llegado. Mimetízate con el entorno el tiempo suficiente como para averiguar como funciona. No se trata de renunciar a lo que tu eres. Se trata de evitar que los demás aprendan como funcionas antes de que tu hayas aprendido como funcionan ellos.

Desecha la medusa (tan transparente ella) y saca el puerco espín (aunque sólo sea el principio). Ten por cuenta que las medusas provocan temor y los puerco espines despiertan ternura (fíjate tu que sin sentido). La ternura ajena es una debilidad propia. Teje un poncho de ternura que te proteja hasta que puedas cambiarlo por lo que tu quieras.

Según caigan las hojas cambia tu coraza de pinchos por una piel suave y brillante, pero encérala para que la lluvia resbale y no la eche a perder.

Este es el consejo del oráculo: recuerda que es irresponsable y que tu accediste a él sin presiones.




viernes, 28 de agosto de 2009

PERO QUE PONTE LOS ZAPATOS DE TACÓN Y TACONÉA



Ale ya!, pa´fuera las "tontás" (Decía mi abuela)


La frase determinante fue "Uf, Vivo con Hades, piensa en el rechazo social". Aran, inocente criatura, no podía suponer que después de aquella frase sólo quedaba la huida hacia delante. Y me compré los pantalones con los que hoy me siento a tres palmos del suelo a pesar de lo insólito de su diseño.

¿Qué será lo siguiente?. Pues lo único, echarnos el tinte y las mechas.
Ojo lo bien que sienta dejarse la profundidad en el cajón de pensar, aunque sea por un rato. Bajar la nariz tan altiva y rebuscar en las ofertas del mes. Relajar el ceño y escuchar los 40 principales. una cañita bien tirada. Comer pasta a dos carrillos, helado de chocolate, mirar a los chicos apretados que pasan, a todos o casi, entornar los ojos (Ay, si no fos, que dirían los catalanes). Gafas de sol, caladas hasta las bragas: como el lobo feroz, "es para mirarte mejor, Caperucita". Dejar de aburrirse para dejar de matar moscas a cañonazos y usar la chancleta que es mucho más eficaz y menos dañina. A la postre, las uñas de rojo, las cejas perfiladas, coquetuela taconera que parpadea deprisa para llevarse la mano a la boca en forma de O y exclamar: "¡Pero que me dices!, ¡no doy crédito!".

Y por último, morir en el sofá que te abraza, te espachurra, te besa y te acuna con el instinto de no dejarte escapar... al menos hasta que vuelva a sonar la chicharra metálica que cada mañana te da los buenos días. ¿Qué serás hoy?

De momento a la ducha que es como la salida de tacos del 100 vallas DETERMINANTE: No debo olvidar abrir la galletita de la fortuna que guardo en el bolso. "Aléjate de los gafes y los tonto-malos, que no compensan". ¿Quien se atrevería a llevarle la contraria?. Yo no.


Este es mi regalo para las chicas del probador. Me lo gasté todo en los pantalones así que os dedico hoy mis palabras, que también tienen su valor en cash: Para Aran, Miri y Pajarito.

lunes, 24 de agosto de 2009

ESTAMOS POR ESTAR




La decepción no es una probabilidad, sino una certeza. Todos nos decepcionamos, y las personas a las que amamos son expertos en la materia al igual que nosotros lo somos en arte de decepcionarles a ellos. Dicen los viejos que con 15 el amor es amor y que en los 30 es apaño. Me niego a reconocerlo pero, ¿y si tienen razón?. Mira que ellos están legitimados por los trienios arrastrados mientras este Oráculo sólo cuenta con un año de vida.

Lo malo no es decepcionarse, pues como ya he dicho es un hecho seguro; lo chungo es perder la capacidad de volver a recuperar la fe que nos mantiene en la inocencia de que alguien habrá que no lo haga (decepcionarnos).

También es jodido saber que eres una decepción para alguien que apostó toda su fortuna a tu número perdedor. No te sientes mejor por tantas veces que se lo hayas advertido, porque al final te sientes vacío como un pozo seco. Aunque mejor sentir el corazón estrujado, casi asfixiado, que no sentir absolutamente nada. ¿No?

Tenemos días malditos. Días llenos de silencio o peor, abarrotados de conversaciones de ascensor con personajes itinerantes suplentes de banquillos de la segunda regional de las almas olvidadas. Esos que a la postre nos terminan rellenando las horas de serrín absurdo mientras se nos enfría la vida.

En los días malditos, estos de los que hoy es un ejemplo de manual, pierdes más que ganas, ululas más que te desplazas, malsueñas en general como si todo lo que te rodeara fuese una banda sonora muda.
Y entonces algo te moja la cara y miras al cielo que está raso. Joder, sino es lluvia son lágrimas. Puta tristeza traidora que te da una colleja sin avisar la muy zorra. Como la Srta. Alicia que llegaba por el pasillo y te pillaba pintando un corazón de lápiz en el pupitre y te hacía borrarlo ante la burla de toda la clase. Mal rayo la parta a la perra deshilachada de pelos malteñidos y mal trasquilados. Si no te enamoras con diez años, es que eres un mierda.


Vaya dilema me late: A ver que bicho sacrifico para leerle las entrañas. No se si valdrá una gamba, que es lo que más a mano tengo. Por si acaso lo voy a intentar, aunque de antemano se que me voy a decir: INSERT COIN.


viernes, 21 de agosto de 2009

REGENERACION



Me han amputado un cacho de vida y hoy voy a que me lo vuelvan a implantar. Apenas puedo ya respirar y el segundero del reloj anda atontolinado, que le tengo que dar un toque de allá para cuando para que espabile y que no se olvide que su sentido no es otro que de caminar impasible hacia delante.

A las 3 me pienso atildar, con el corazón en víspera de domingo. A las 5 la cogeré en mis brazos y la apretaré tan fuerte como delicado un suspiro. Entonces ella me dirá: "Ay mamá, suelta, que me espachurras" y entonces la comeré a besos.

Me enseñará al cangrejo campeón y su hábil estrategia de cogerlo con las pinzas de la barbacoa.

"¡Esta niña lo que necesita es pasar mas penurias, que la tienes entre algodones!"

... Claaaaaro... (pensaré)...cuadrada te daba yo a ti la ostia.


Pero mi educación académica y la otra me obligarán a sonreir como leve forma de disentir.


Porque su ausencia sólo me enriquece en la certeza de que sin ella nada huele, sabe o se siente como debe oler, saber o sentirse.


Y es que nunca hasta ella había amado desinteresadamente... a pesar de haberlo creído.


martes, 18 de agosto de 2009

TRAS DE TI


Insistías en seguir a mi paso, pero yo te animaba una y otra vez a ir delante, porque no hay nada que me guste más que ir tras de ti.
Me gusta verte pisar con ritmo cadente mientras tu pelo se bambolea una y otra vez. Me gusta ver como te tensas en cada movimiento mientras yo, con mi trote cochinero de geisha despistada te miro y me sonrío porque, como ya te he dicho, no hay nada que me gusta más que ir tras de ti

jueves, 30 de julio de 2009

EFECTO EXFOLIANTE



De nuevo aquí. Guante de crin, efecto exfoliante que me ha limpiado de malezas la piel y el pardo de los ojos. Ala, por el desagüe lo superfluo.
La pequeña ciruela ha traído conchas para todos. Este año el cubo era amarillo y pesaba como un demonio.


Primero bajé:


Me quedo con una ráfaga de viento de esas que provocan un efecto Matrix en todo lo que tocan. Me quedo con el Palmar a las 21.45. El Sol diciendo, coño, que fría está el agua. Los surferos con ese puntito canalla que se me va de la mano y de los años. Pulsera tobillera, uñas burdeos, de repente un parapente. El faro lejos, cerca, lejos cerca. Tesoros que nadie podrá arrebatarnos, la Coca-Cola con cafeína, 3.20 dos cañas. No se admiten porros pero si perros. Faldas de vuelo, princesas en la arena que se borran en un amén, "mira como hago el pino", pizza familiar a 6.40, "La Caleta" sin el Sr. Bond, "Ficus vs Magnolio", la afrenta de preguntarte tu edad y no creer que eres tan joven porque aparentas más, sombrero de paja, tortillitas de camarones y ortiguillas en la barrio de Las Viñas. Caballos que bailan.


Y luego para arriba.


"Se te caerían las pestañas si vieras lo que yo veo". El "Canelo" floral a las puertas del Guggenheim. Ángeles aniquiladores en cementerios góticos donde la muerte te espera sin prisa porque sabe que sólo es cuestión de tiempo. El mar es azul, no, verde, quizás gris. Mira tu que mar más curioso. Lo que es curioso es que es el mismo mas que vimos del revés en Cádiz. Chaqueta vaquera porque refresca, pantalón corto porque tampoco es para tanto. Comer, ver y dormir. Regresar a los brazos de la pequeña ciruela que ha sufrido moderadamente mi ausencia. Sólo han sido 4 días.


Conclusión: Ligero exfoliante de fresa para el alma que ahora se ha puesto en jarras y mira desde lo alto de la Peña Aguilera limpita y refrescada esperando el primero que intente alcanzarla. ¿Serás tú?.



jueves, 25 de junio de 2009

FIN DE AÑO




Mañana se acaba el año. El de verdad, no el marcado por el calendario, sino el que nos hace hacer balance del curso, del trabajo de la vida llevada desde septiembre, cuando empezó de nuevo la rueda a girar. Cierro mes, libro, caja, maleta. Me disfrazo de persona que se va de vacaciones y meto en la maleta trapos de colores que en cualquier otra circunstancia me harían abrir los ojos desmesuradamente. Me imagino sentada en la playa, a la caída del sol, con las gafas enormes y oscuras y el sombrero de paja que este año Zara ha decidido que se lleve. Bañador negro TCN, o quizás bikini brasileño según al autoestima. Me imagino, ya digo, con las rodillas flexionadas, abrazadas por los brazos ya bronceados. Suspiro de satisfacción. La pequeña ciruela rebozada en arena gritando que hay un bicho hace que la ensoñación pase de ser una publi de un anuncio de cerveza a uno de protección solar infantil, pero no importa. Es vida. La mía. La que no cambiaría por ninguna.

Cuando vuelva seré la misma aunque serán nuevos los propósitos: ir mas al gimnasio, acabar la carrera o inventar nuevas formas de sacarle rendimiento a las cositas que patinan en mi cabeza.

Haciendo balance me he dado cuenta de que este año he hecho grandes cosas en formato pequeño: algunas andan por pulir, pero en general estoy muy satisfecha. Decidí ser un tiburón que nadara con las rémoras justas, a tenor de los acontecimientos, creo que lo he conseguido.

He pasado mi minimalismo exterior a la decoración de mi alma. No quiero falsos complementos, no quiero pulseritas copiadas que sólo pesan y que ni siquiera me gustan. Para ególatra yo. El resto.... el resto que busque empleo en otra alma menos firme.



Gracias a todos los que me habéis husmeado. Os traeré las conchas que pequeña ciruela meta en su cubo de plástico rosa.




martes, 16 de junio de 2009

CAER DE PIE



Saltar al vacío y caer de pie. Como un gato. Volar como un halcón.

Parar justo ante el precipio en forma de puerta de casa, para salir y no saber como estarás al regresar. Salto mortal agrupado: con doble tirabuzón. Ejecución, 9.5. ¡Cachis!. Siempre ansiando el 10.


Me gustan las sonrisas de labios. Las prefiero a las carcajadas, aunque las hay, carcajadas se entiende, que iluminan una noche sin luna ni estrellas en una sima profunda. Aun así, me quedo con los labios tensos y la mirada que cae a la vez que un mechón de pelo.


¿Es a mi?. Usted se confunde caballero.


Masajeo cuidadosamente las almohadillas de mis zarpas. Es una tarea que debo realizar minuciosamente si quiero seguir con la tendencia a caer de pie y seguir corriendo hasta el horizonte. Lo siguiente será aprender a volar como un halcón y sumarme a las filas de "la insurrección". Como es una tarea de alta ejecución, haré un Master tras el verano.
Intentaré asomarme al precipicio con cierto prudencia, pero con la certeza de que hasta el rabo todo es toro y nada está escrito por muy jodido que pinte. Voy a patentar mi estilo caída libre con aterrizaje a cuatro patas. Mientras me volveré a poner el penacho de plumas y danzaré loca al son de los tambores.



35. Parece el calibre de un arma y en cierta forma lo es.


miércoles, 3 de junio de 2009

26 ROJO




Todo al 26 rojo. Gana la banca. Se lleva mi cordura con el poco "cash" que me quedaba. !Ala!. A hacer puñetas.

La culpa no fue del chachachá. ¡Que va a ser!. Fue mía. No pude evitar quedarme a vivir un segundo más de lo necesario en su sonrisa de sal. !Me cago en...!. ¡Cosa más bonita, oye!.

No pude dejar de entrarle al rojo (lo de 26 vino más tarde). Rojo grana para mas INRI. Alto como montaña, contundente. "El rojo para mi" pensé en voz alta. "pues para mi el azul". "Tiene bicho" le dije a Judit. "El rojo no?" preguntó. "No es vinculante".

Me subí en alto para treparle a los ojos y me duché la vergüenza. No me quedó ni pizca. Y desde entonces juego al 26 rojo apesar de que no está en la ruleta. Y es que el jodido 26 siempre es negro.

El Oráculo es sabio para todos menos para él mismo: Si has de arrepentirte de algo que sea de lo que hagas, no de lo que dejes de hacer.


Delfos ha hablado: Tarde, pero ha hablado.

lunes, 18 de mayo de 2009

NO SERÉ YO...

Tengo la nariz altiva y he venido a decirte que no seré yo.
De entre todas no seré yo la mejor ni la peor. Ni tan siquiera seré si tu así lo deseas. Aunque estuve y aun quedo. Necedad sería negarlo.

No seré yo quien te regale un muestrario con todas mis virtudes. Realmente es que no son muchas. Aun así las pocas que tengo son las que llevo bien visibles en las arrugas de la frente.

No seré yo la que te venda el humo que inhalas glorioso de otros. No señor. No yo.
No seré quien te mendigue amor eterno. Tampoco seré quien te lo jure.
No seré yo la que salga a la puerta esperando oir tu regreso por caminos polvorientos. Tan indiferente me es tu regreso como otrora me resultó tu marcha.


No seré yo la que invoque al señor de la guerra, ni a la virgen de los sicarios, ni tan siquiera al guerrero que languidece porque no encuentra un lugar digno para morir. No seré yo la que le limpie el polvo a las estatuas de tu ego.
¿Sabes quien seré sin embargo?. Aquella que te mira y te mirará por siempre desde arriba alzando la nariz altiva al cielo de tu ignorancia.



jueves, 14 de mayo de 2009

CUANDO NOS MATARON


"Cuando me lo contaron sentí el frío de una hoja de acero en las entrañas..." Rima XLII.

Hay cosas que no pierden frescura por muchos años, siglos que pasen. Puede ocurrirte con una rima de Becquer, con una canción de "El último de la Fila" o con una pintura rupestre. Da igual. De repente un clic hace que todo pare de girar a tu alrededor y miras atrás pensando cuando fue el instante en el que moriste y no te enteraste.

Ayer me senté en la mesa y crucé las piernas dejando que el zueco rojo quedara colgando del pie. Se balanceaba como valorando si era mejor caer o quedarse sujeto. Fuera jugaban niños. Bueno así lo inferí porque no los podía ver a través de la tupida cortina. La luz entraba suave, muriéndose un poco o tan solo adormecida por las horas de la tarde. Comenzó a sonar la canción y yo paré de escribir. Levanté la mirada y la posé en una foto que tiene veinte años, los mismos que la canción. Recordé una tarde de primavera todos esos años atrás en las que otros niños, ya hombres, jugaban en la calle. Otra luz mortecina me arañaba las cortinas; y otros apuntes amarillentos hacían equilibrios antes de entrarme por los ojos.

Dicen que mi mirada es la misma, pero no lo son los pliegues que la rodean. No lo soy yo que me he disfrazado de otra y que fui sacudiéndome los principios a lo largo de este caminar cansado.

- ¿Dónde estabas entonces, cuando tanto te necesité?. - Me preguntó Manolo García.
- No me lo tengas en cuenta - contesté yo - Es que morí y no lo he sabido hasta ahora mismo.


"A media noche despierto con la sensación de que he escuchado entre sueños tu voz...."

martes, 5 de mayo de 2009

GUARDIANES ABSURDOS



Érase una vez un hombre que tenía la misión de cuidar que ninguna planta creciera en un terreno de 100 metros cuadrados. Para cumplir su misión le dieron un fusil, pero por más que apuntaba a las plantas, e incluso, llegando a disparar, no consiguió que dejaran de crecer.


Dejó el fusil sobre una piedra y se hizo con un rastrillo. La cosa empezó a funcionar. Todas las mañanas rastrilleaban el terreno y erradicaba cualquier rastro verde, por tímido que fuera. Pasó así diez años hasta que un día de primavera enfermó. Pasó diez días debatiéndose entre la vida y la muerte, y cuando consiguió reponerse volvió a su pequeño desierto y descubrió asombrado, que en una de las esquinas había una planta que, no solo había brotado, sino que había florecido. No era gran cosa, pero era lo más hermoso que había visto en los diez años que llevaba rastrilleando el terreno.


Empezó a preguntarse quién fue quien le dió tan rara misión hacía tantos años. Se preguntó la utilidad de la tarea y si pasaría algo si no lo rastrilleara nunca más. Mientras reflexionaba, apareció un conejo que empezó a mordisquear la planta. No lo dudó ni un instante. Cogió el fusil, que seguía sobre la piedra y disparó. Resultó una cena deliciosa, mucho mejor que el aburrido arroz que cocía cada día.


La flor se hizo arbusto y con el tiempo dio sombra y en primavera frutos. Ningún conejo volvió o morder la planta.




lunes, 27 de abril de 2009

LASTRE




Quitar lastre. Arrancarse pesos innecesarios de la ropa durante la andadura. No trae cuenta llevar avalorios de la Srta.Pepis para una travesía de 1000 kilómetros por el desierto. No hay espejos, no hay falsas miradas que adoren becerros de oro. No existe el aspaviento inmerecido. Sólo piel y hueso, algo de carnes, sangre la justa.
Despójate de aquello que puede ser bueno en el fondo pero que no lo es también en la superficie. Aleja de ti los problemas con o sin patas. Calcula el balance. Haber menos Debe. ¿Hay pérdidas?. Pues ya sabes, deja en caja todo lo que pesa y apenas vale.

Arráncate las sanguijuelas de las pantorrillas. También las del corazón. Elimina todos los parásitos del alma. No dejes que el falso brillo de la pirita te ciegue.

Sé que te gusta ese bolso de charol rojo con cadenita de cuero. Sé que lo has ido llenando de regalos sopresa de los kinder, de broches de mariposas y laca de uñas color coral. Sé que crees que no puedes vivir sin ese bolso, pero allá lejos, donde el horizonte y el cielo son la misma cosa, sólo podrás usar aquello que cabe en un minúsculo bolsillo.

"Recuerde el alma dormida
aviva el seso y despierte
contemplando
como se pasa la vida
como se viene la muerte
tan callando
cuan presto se va el placer
como después de acordado
da dolor
como a nuestro parecer
cualquiere tiempo pasado
fue mejor"






No hay réplica para el sabio Manrique, aunque si la acotación de que acomodarse en el recuerdo perpetuo hace demasiado pesada la mochila. Y la travesía es aun larga, el oasis está lejos. Saca fuerza y deja el falso fulgor para otros cuervos.

lunes, 20 de abril de 2009

A SOLAS CON EL DIOS DE LA LLUVIA




Dios de la lluvia apiádate de las bestias y de mi...







A veces miro por la ventana, y entre los edificios veo el azul intenso que llega después de una gran tormenta de esas de gotas enormemente mojadoras. Entonces, recuerdo un día de abril de hace cuatro años. Recuerdo que iba a la facultad a recoger, con 3 años de retraso, mi título. En la radio una noticia, "Habemus papam", Joseph Ratzinger había sido proclamado Papa, y pensé que recordaría aquel momento por ser histórico. ¿Dónde estaba usted el día que proclamaron Papa a Ratzinger?.. pues... yendo a la Facultad a recoger mi título.


Escribí y escribí aquel día. Estaba mojada de lluvia y de gozo, porque aquellas gotas eran límpias, gordas y caían tan a chorro que se llevaban todo lo malo del paquete de deudas. Entonces no lo sabía, pero las deudas saben nadar y allí se quedaron.


La lluvia se marcha de mi paisaje y yo no quiero, porque la lluvia purifica el alma y el calor solo trae ruido de oscuras chicharras.


El pelo mojado se te pega en cara. Te lo cruza como una bofetada pero sabe a caricia a la que se cuela entre tus labios, también mojados. Camiseta lila, pegada por la lluvia, pantalones negros que te quedan un poco sueltos porque de tanto disgusto te has adelgazado. A tus veintipocos ahora aparentas diecitantos. El agua se te cuela por las rendijas de las sandalias demasiado arriesgadas para un diecialguno de abril. Acabo de abandonarte sin mucha causa . Sé que es sólo un calambre en la entrepierna, pero no puedo evitar que ella me guste ahora más.

Y sin embargo tengo unas ganas infinitas de besarte, pero se que si lo hago, habré manchado para siempre la seda de nuestra vida y te habré robado la poca cordura que te he dejado. Por eso no lo voy a hacer. "Habemus Papam"... pues mira tu que bien...






viernes, 17 de abril de 2009



Jardineros fieles, Señores de la Guerra. Extractores del opio vital que es al existencia ajena. Exprimidores de plantas malditas que lo lubrican todo de ira y de otras cosas peores, como por ejemplo la desesperanza, un, dos, tres, responde otra vez...


Aun así, esnifo el polvo de guardapolvos del señor de la guerra. Ese polvo amarillo de los desiertos lejanos. Huele a D&G. También huele a peligro del que gusta a sabiendas que mata.

Recuerdo cuando el Seños de la Guerra olía a colonia para niños. Entonces era el Señor de las Damas en Apuros.


Ahora es otro.


No me gusta que me llamen por otro nombre aunque sea broma.

No me gustan las sorpresas.

No me gusta combinar rayas y cuadros.

No me gusta que me mientan y si lo hacen que sea a mayor Gloria de mi nombre.

No me gusta que me racionen la egolatría. Me la quiero tomar a cucharadotas enteras de esas que te llenan toda la bocota y que casi no puedes respirar.



Hoy me duele el brazo porque ayer cargué con el peso de un cumpleaños de una niña de 4 años. Su madre me miró a los ojos y me dijo que se va a someter a una cirugía con no muy buen pronóstico. Algo crujió por ahí por las costillas. ¿Será eso que llaman corazón?


Puta injusticia vital




miércoles, 8 de abril de 2009

NO ES FÁCIL



En misa y repicando.
No es fácil.
La ropita planchada, terso el rostro. Enjuta el alma.
No es fácil.
¡Por allí resopla!.
Te veo, te presiento. Te busco sin mirarte a través del gentío. Aliso la ropa de luto de mi esposo muerto. Hace tanto calor aquí dentro.
No es fácil.
Me miras. Noto tus ojos azules clavados en mi negra figura pero no levanto el rostro.
No es fácil.
"Daos la paz"
¿Qué paz?.
Nunca es fácil.
Mi dignidad como bandera. ¿Qué bandera?. No tengo patria.
No es fácil.
Te quiero. Me quieres.
No es fácil.
¿Y ahora qué?.
"Doña Paquita ha enviudado; menos mal que el hijo de Dña. Carmen, su amiga de toda la vida, la echa una mano con el jardín y los arreglos de la casa: ese niño hecho grande, que lo ha criado como un hijo suyo, con esos ojos azules que brotan mar".

No es fácil.

lunes, 6 de abril de 2009

EL BESO DE JUDAS






Según los Evangelios, en el año 33 de la era cristiana, Judas Iscariote delató a Jesús de Nazaret en el Huerto de Getsemaní mediante un beso. Este momento ha sido representado en diversas manifestaciones artísticas, mientras el beso ha simbolizado tradicionalmente a la traición.
En las obras de arte se representa a Judas dando un beso a Jesús en la cara, cuando lo cierto es que el beso tendría que ser en la mano, pues era costumbre besar a los maestros en la mano.
En el apócrifo Evangelio de Judas se da una versión gnóstica de la historia, según la cual fue Jesús quien pidió a Judas que le traicionara: “Tú los superarás a todos ellos. Porque tú sacrificarás el hombre que me cubre (...). La estrella que indica el camino es tu estrella (n. 56-57)" (Wikipedia)


A mi, me mola más la segunda versión. No es por nada, es que la veo con mayor proyección. ¡Que decir!, rarezas mías.


Expediente B.J (Beso de Judas). Pues anda que no hay... todos y cuando digo todos lo digo con la certeza absoluta de que así es, hemos hecho uso del Beso de Judas, bien como besadores bien como besados. Ni que decir tiene que si has de entrar en harina, mejor como besador, ¡donde va a parar!. Traducido a lo ordinario, besar a lo Judas no es ni más ni menos que hacerle una putada de mayor o menor calado a alguien haciendo ver que, además lo haces por su bien o que es un favor, cuando le estás vendiendo como un perro. Una vez hecho, recomiendo que los remordimientos nos los dejemos en casa: El plazo de reflexión debe ser previo al Beso de Judas porque a la postre, ya no tiene sentido. Cuando se hace a conciencia, con la plena convicción de que que el destinatario del ósculo lo merece a pies juntillas, provoca en el besante un "nosequé" de gusto que te llega hasta la parte más sombría y fresca del alma. Justo donde friccionan lo onírico y lo real.



- Matar dos pájaros de un tiro, o lo que viene a ser lo mismo: optimización de recursos.

- Uf, pues yo hoy me he cargado media docena.

- Que grande, ¿no?, y lo mejor es que el Beso de Judas es indetectable .

- Cierto, y eso lo convierte en un veneno ideal.

- Eres maquiavélica.

- No te digo que no. Negarlo es de necios, pero mi fin era de carácter superior, y aunque no lo creas, olía a justicia.

- Sin reservas he de darte la enhorabuena: has conseguido una concatenación de acontecimientos precisos encaminados a un fin claro y determinado. Eres un puto crack.

- Thanks.

- You are welcome.


viernes, 27 de marzo de 2009

ALQUIMIA EMOCIONAL




Dicen que todos los genios están locos. Eso de generalizar es peligroso, aunque lo cierto es que en los momentos de mayor angustia vital es cuando el genio suele manifestar en más alto grado su genial creación. Es un fenómeno que se denomina "Alquimia Emocional", y consiste en transformar el metal menor de nuestras emociones (la ira, la culpa, la tristeza), en oro (una creación artística de grado superior), sea cual sea la disciplina empleada.

Los blogs que visito cada día me confirman la veracidad de este concepto que me ha enamorado y sobre el que no voy a dejar de pensar hasta que me canse.


- He cambiado oro por mierda.

Lloraba sentada en un murete exterior del parque de "El Retiro". Las lágrimas negras le surcaban la cara dejándola pintada de guerra.

- He cambiado oro por mierda.

En la puerta de un local que parecía una tienda de saldos de los sentimental, se balanceaba adelante y atrás. La mirada fija en suelo en que se estrellaba su llanto callado. Su amiga, que sólo entendía de la risa que le provocaban aquellos zombies urbanos que ansiaban compañía aunque fuera mala, se moría de pena porque no sabía como consolarla.

- Tienes que pensar en fututo. Él ya no está porque no quiere estar.

- Pero yo, he cambiado oro por mierda.

No había consuelo para alma tan atormentada aquella primavera de 2000 en la que parecía que todas las oportunidades prometidas, se habían ido de vacaciones con el interés de no regresar jamás.




viernes, 20 de marzo de 2009

HUMAN?




Aunque sobrepublicitada, no olvidemos el mensaje y caigamos en el snobismo de decir, uffff, que comercial, yo soy más "in", mas de letanías de cuencos tibetanos bajo el influjo de la luna creciente, desnudo a orillas de un río sagrado (que no digo que esté mal), pero no olvidemos el mensaje de la música comercial. A mi esta, me llega. Buen puente mujeres y hombres que accedeis al templo de la humilde Pitia de Delfos.

miércoles, 18 de marzo de 2009

SÚCUBOS


"El súcubo, según las leyendas medievales occidentales, es un demonio que toma la forma de una mujer guapa para seducir a los hombres, introduciendose en sus sueños y fantasías, para tener relaciones con ellos. De esta manera, absorben la energía del hombre para mantenerse, y a menudo, llegan hasta tal punto, que los enferman condistintas dolencias físicas y espirituales, y hasta pueden dejarlo agotado o incluso matarlo" (Bendita Wikipedia).
El Oráculo siente deciros que el súcubo no solo no ha desaparecido, sino que ha evolucionado velozmente hasta adaptarse a estos tiempos que corren.

Ya no está limitada ni su condición de género (los hay masculinos y femeninos) ni la naturaleza de sus víctimas. Yo he visto súcubos tan cerca que su agrio aliento me ha llegado a marear. Lo peor del súcubo es ver el deterioro, a veces imparable, que provoca en sus víctimas. Apreciar como se van apagando como flores marchitas aquellos/as que otrora rezumaron bondad, alegría o chispa vital, verlos transformarse en orcos que se arrastran por los días con el ceño fruncido, buscando fantasmas tras la puertas, haciéndose cada vez más pequeños a la vez que sus carcasas corporales apenas pueden atrapar la poca vida que les queda. El súcubo actual no te folla, te come la oreja, que es mucho, que digo mucho, muchíiisimo peor. Te come la oreja y de paso se zampa tu alma.

Es tan sólo cuestión de suerte podértelo quitar de encima. Para ello, debes abrirte a la mira objetiva del que, desde enfrente, te ve enfermar y te lo dice. Si no haces caso, corres el riesgo de morir o, lo que es peor, perder toda la gracia, el brillo, que el otro, el súcubo, se está jalando a tu costa.

Este humilde oráculo aconseja a aquellos que han perdido el "punch", que busquen al súcubo antes de empezar con los ansiolíticos. Menos prozac y más cera al súcubo.


El Oráculo de Delfos ha hablado.




lunes, 16 de marzo de 2009

ESO NO SE DICE!





Prisioneros de lo políticamente correcto. "Ética" de plastilina que silencia las voces menos consensuadas. Vivimos pensando que existe la libertad de expresión, pero no es cierto fuera del anonimato. Sólo podemos decir aquellos que esta bien dicho a ojos de la mayoría, porque no ofende, no hiere, no hace pensar que quizás haya otros caminos.Palabras incoherentes que resuenan vacías dentro de una coherencia plástica que es de corchopán, que no dice nada, no sabe a nada, no se fija en nada. Frases muertas de tan acotadas. Todo el mundo nos tiene que caer bien. Poner una y mil veces la mejilla para el juego absurdo de besarse sin tocarse. Si no quieres besar, si no quieres ser besado, eres un extraño, un paria. Disculparse mil veces. Capoeira sentimental. No he dicho, me habrás entendido, rectificar una y otra vez para suavizar lo dicho hasta dejarlo vacío de contenido pero muy cuco. Sólo carcasa. Nada dentro.

Todos somos buenos, listos, amables, todos somos capaces, todos somos iguales. Y lo cierto es que nada de esto es cierto. Tirar la piedra esconder la mano (que digo esconderla, amputarla más bien).
El Oráculo manifiesta: El cielo nunca será alcanzado. Deja de hacer méritos absurdos.

martes, 10 de marzo de 2009

PARA TI




- Te odio.

- Ya...

- Te odio mucho.

- Te retuerces de rabia porque no consigues entrar en mi casa.

- Pero te odio.

- Que ya...

- Te voy a hundir.

- Para hundirme tendrías que conseguir mantenerte a flote, cosa que humildemente dudo.

- Pero te hundiré.

- Bueno, podrás intentarlo.

- Te odio.

- No se si me odias, sólo sé que ansías mi brillo. Es duro alimentarte del brillo de los demás porque careces del tuyo propio. Fuiste a comprar luz y te dijeron que ya no se fabrica. Has visto la mía y por más que te frotas no se pega, y eso, te hace odiarme.

- Eso es mentira.

- Es posible.

- Te odio.

- Y dale. Pues te recomiento la piedad: yo últimamente la uso mucho gracias a ti, y huele a menta y sabe a fresa, es perfecta.

- Te voy a hundir.

- Siento decirte amiga mía, que también se bucear.

- Te odio.

- Hazlo, mientras me odias estás viva, porque este Oráculo te dice que no siempre será así.

- El qué, ¿el odio?.

- No, el estar viva.




lunes, 9 de marzo de 2009

VACIO QUE TODO LO LLENA

Tengo dentro tanto vacío que más nada me cabe, ni tan siquiera el oxígeno. Entonces mi acompañante se baja del coche y me deja a solas con mi único tesoro y lloro sin lágrimas de la alegría de estar sola frente a un mundo nuevo lleno de luces, coches, vidas que van, vienen, se mojan en los charcos de las risas que, como campanillas mudas, flotan a mi alrededor.
Carteles, banderas, fumarolas de neón. Todo se me queda enganchado entre la nariz y el alma. Me he emborrachado de soledad, tristeza y esperanza a partes iguales.
Ha marcado el Atleti.
Rotonda. Carril. Rotonda con fuente. Carril. Carretera vacía que lleva a los lugares que nunca soñaré de tan trillados (Pero oh cielos, que no me falten).
Ciruela verde dormida en mi regazo.
He crecido y ya no hay vuelta atrás. Seguramente la vida será esto que siento por todas partes y que no combina con ninguno de mis complementos pero que no puedo evitar ponerme todo el tiempo.
Gol del Madrid.
Equilibrio al fin y al cabo.
Las estrellas me miran todas de golpe porque se ha estropeado la farola. Las devuelvo la visita mientras cargo el peso más querido hasta el interior de la cueva del jaguar.

Primavera en dosis pequeñas.
Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo