jueves, 7 de abril de 2011

RACING RATS

Y se da la salida de la carrera de ratas donde todos los emperadores van desnudos. Los bichejos con sus cortas patitas y los dientes amarillos cargados de muerte salen despavoridos con los ojos desorbitados. El resto de animales miran asustados porque saben que ponerse delate de las peludas bestezuelas nos les traerá nada bueno y observan inmóviles el impulso de las cortas patitas que lleva en volandas a los grises roedores a la meta.

No me refiero a ratas de laboratorio, esas que ofrecen su cuerpo a la ciencia aun ignorantes de su heróico porvenir, las ratas de las que yo hablo son esas que se alimentan de los deshechos en las alcantarillas, las que olisquéan la podredumbre y se relamen los bigotes animosas.

Y gana la mejor (o peor, según se mire) de todas ellas. Y cuando sube al podium está tan embriagada que no se da cuenta de que no hay nadie aplaudiendo.

El dibujo me lo ahorro por evitar malas digestiones a la hora de la cena.

3 comentarios:

llamameloca dijo...

Se te alaba el gusto de no ilustrarnos la carrera...

Y volviendo a la náutica.

Bien es sabido que las ratas son las que primero abandonan el barco, y el Capitán siempre el último...

Pero conozco algún caso en el que el Capitán fué el primero en huir despavorido con solo pensar que en el oceáno podría encontrar icebergs...

Anónimo dijo...

Y el final de la carrera sería:
1ª posición Rata mayor del Reino
2ª posición Rata mayor de la República
3ª posición Rata roja
4ª posición Rata verde

Y así podríamos seguir enumerando las diferentes ratas que intentan comerse el queso.
Queso, ¿qué queso?

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

A fin de cuentas, ¿qué se puede esperar de las ratas?. Se comportan según su naturaleza.

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo