miércoles, 4 de mayo de 2011

BALADA PARA OJOS GLAUCOS

GLAUCOS , como de pez abisal...

ANTE MIS PERENNES VOLTERETAS.

Como si el volátil ser no supiera que son invisibles las piruetas condenadas a morir en el sendero yermo que conduce al alma ausente de una veleta.

Ojos en "crash" que no miran ojos sino que buscan el desierto de la frente surcada de lineas de sorpresas nunca formuladas.

El sol se pone sin testigos una tarde de primavera.

Glaucos, ya te digo, TRANSLÚCIDOS, que no ven pero cuentan por qué ya no miran.

ONLY THE YOUNG...

Solo la juventud puede replegarse sobre si misma tantas veces como le permita el origami infinito del universo.

PARADOJA: Yo soy doblez y tu madera seca.

Rebotan los secretos en la plata del camino de regreso a casa cuando el miedo a la pérdida se mezcla con las plumas de las almohadas donde se sueñan los logros por alcanzar y que se tocan de tan cerca.

MORTALES Y TIRABUZONES.
Baladas para ojos glaucos.

5 comentarios:

Curiyú dijo...

Vos no dejes de dar volteretas locas, joven eterna.

LuZerna dijo...

Me parece densísima esta entrada.

Pero me ha llegado una la imagen no sé de dónde: la del alma que no sabe la dirección de los vientos, sentada en silla de mimbre, con un sendero yermo a la puerta.
Iba de blanco roto...

llamameloca dijo...

Triste

Anónimo dijo...

Yo no lo veo triste. Lo veo muy sentido. Se nota que brota del fondo del alma, tal vez herida.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Sr. Curiyú: Seguiré sus directrices que se me antojan muy sabias.

Sra. luzerna: Sólo cabía el blanco roto. Toda la razón.

Querida "LLAMAMELOCA": No puedo negarle que la tristeza lo inspiró.

Anónimo:La herida no es profunda, no tema.

Bienvenidos a mi templo.

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo