jueves, 12 de mayo de 2011

DANDO LAS LARGAS


Al parecer existe una raza de peregrinos harto peligrosos. Por si acaso, estaremos atentos.

Y es que todo depende del contexto.

Te estoy dando las largas desde antes incluso de que me puedas ver.
Te doy las largas para que me mires y no exista nada mas. Las largas para que sepas que te vas a encontrar un peligro a dos curvas de distancia.
Largas intermitentes, impertinentes y beligerantes.
Largas de las que congelan los instantes.
Y cuando consigo tenerte a tiro me tiembla el  dedo porque ya no quiero que me veas, que lo que quiero es esconderme en el agujero de la indiferencia ajena.

Señales brumosas en una carretera sin asfaltar una noche de luna nueva.

Encajes, liguero y sombra oscura. Tercipelo en las paredes de mi esperanza y cabecero de latón dorado para que me dejes amarrada. Largas en carretera cerrada. El brillo del neón por la ventana te da alas y entonces me llevo la mano a la boquita en forma de O perfecta y protesto airada:



- Usted se confunde caballero.
- Me confundiría si usted fuese una señora.

10 comentarios:

llamameloca dijo...

Y que siempre haya quien ignore a los feroces peregrinos y confunda las ráfagas con vaya a "usté" a saber qué????

Curiyú dijo...

Una advertencia para dejarnos "estatua de sal". Hermosa.

Curiyú dijo...

Mi comentario estaba acá y yo qué dije? No me acuerdo, pero el relato me parece impecable.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Nos han descolocado las entradas, las comentarios. Nos revolvieron el cajón de los calcetines y los dejaron desparejados. Leí tu comentario en mi correo. Estos muchachos de blogger no conseguirás robarnos el sosiego!
:)

llamameloca dijo...

Y lo mucho que sube el ego que tras un par de ráfagas se reciba una respuesta positiva...
Aunque luego, en las distancias cortas, no queramos desbloquear las puertas...

Anónimo dijo...

En definitiva que por la vida hay que ir con las largas puestas, porque como vayas con las cortas, o con las de posición, no te ve ni Dios, bueno vale........... Dios lo ve todo.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Nosotras las amigas de Dios... tan vistas y re-vistas.

llamameloca dijo...

vistas, re-vistas
listas, re-listas

Srta. Nostalgia dijo...

Magnífico relato, Oráculo. Ojalá tus luces no pasaran desapercibidas. Aunque me parece imposible que un brillo tan intenso pueda pasarse por alto.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Me voy a poner colorada como fresón!

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo