lunes, 9 de marzo de 2009

VACIO QUE TODO LO LLENA

Tengo dentro tanto vacío que más nada me cabe, ni tan siquiera el oxígeno. Entonces mi acompañante se baja del coche y me deja a solas con mi único tesoro y lloro sin lágrimas de la alegría de estar sola frente a un mundo nuevo lleno de luces, coches, vidas que van, vienen, se mojan en los charcos de las risas que, como campanillas mudas, flotan a mi alrededor.
Carteles, banderas, fumarolas de neón. Todo se me queda enganchado entre la nariz y el alma. Me he emborrachado de soledad, tristeza y esperanza a partes iguales.
Ha marcado el Atleti.
Rotonda. Carril. Rotonda con fuente. Carril. Carretera vacía que lleva a los lugares que nunca soñaré de tan trillados (Pero oh cielos, que no me falten).
Ciruela verde dormida en mi regazo.
He crecido y ya no hay vuelta atrás. Seguramente la vida será esto que siento por todas partes y que no combina con ninguno de mis complementos pero que no puedo evitar ponerme todo el tiempo.
Gol del Madrid.
Equilibrio al fin y al cabo.
Las estrellas me miran todas de golpe porque se ha estropeado la farola. Las devuelvo la visita mientras cargo el peso más querido hasta el interior de la cueva del jaguar.

Primavera en dosis pequeñas.

3 comentarios:

Srta. Nostalgia dijo...

Me encanta. ¿Tiene un cierto toque optimista? Pero el vacío, pf, siempre está, desgraciadamente.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Me alegro de que te guste, señorita Nostalgia. Bienvenida al Templo.

Lady Pirata dijo...

Las estrellas me miran todas de frente porque se ha estropeado la farola... hijamía, Vivo con Hades, eso no es vacío, eso es precioso.

Me gustó. Recrearse en el vacio, no está mal, mientras no nos empache.
Que el vacío empacha, aunque sea de fondo
y sin distancia.

:)

Una neblina, que ahora es Lady Pirata, VivoconHades.

¡Muá!

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo