lunes, 31 de agosto de 2009

MIMÉTICO


El Oráculo irresponsable va a manifestarse a instancias del interesado:

El miedo es necesario. Nos mantiene en estado de alerta.

El miedo es bueno, no así el pánico. El pánico paraliza nuestra capacidad de reacción y podemos ser devorados por las alimañas invisibles.

Algo de miedo si.

Pánico no.

Camufla las armas brillantes que llevas en el cinto. Son espejos al sol que alerta de tu presencia mucho antes de que hayas llegado. Mimetízate con el entorno el tiempo suficiente como para averiguar como funciona. No se trata de renunciar a lo que tu eres. Se trata de evitar que los demás aprendan como funcionas antes de que tu hayas aprendido como funcionan ellos.

Desecha la medusa (tan transparente ella) y saca el puerco espín (aunque sólo sea el principio). Ten por cuenta que las medusas provocan temor y los puerco espines despiertan ternura (fíjate tu que sin sentido). La ternura ajena es una debilidad propia. Teje un poncho de ternura que te proteja hasta que puedas cambiarlo por lo que tu quieras.

Según caigan las hojas cambia tu coraza de pinchos por una piel suave y brillante, pero encérala para que la lluvia resbale y no la eche a perder.

Este es el consejo del oráculo: recuerda que es irresponsable y que tu accediste a él sin presiones.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho y aunque seguro que noera para mi me ha ayudado

yole dijo...

Me puse a tejer un poncho nada más leerte...

Besos nuevos.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Me voy a guardar los besos nuevos en la cajita donde guardo las cosas pequeñas que son tan grandes que no caben si no es en una caja pequeña. Gracias.

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo