miércoles, 29 de octubre de 2008

Cuidado con lo que deseas

Cuidado con la gestión de tus deseos. A veces ponemos tanto énfasis en ansiar algo, que no nos damos cuenta de que corremos el riesgo de que nuestros deseos se cumplan. No se trata de un estudio científico, dado que no he formulado la hipótesis experimental y mucho menos la he contrastado empíricamente para generalizar los posibles resultados, pero me dice el más común de los sentidos, el sentido común, que el hecho de desar algo provoca que ese "algo" se haya acercado sustancialmente a nosotros. Si está más cerca es más fácil de alcanzar, evidentemente. El Oráculo es por eso espartano (broma clásica) a la hora de desear, porque una vez escrita la carta a los Reyes Magos, ¿quién es el listo que realiza un recurso de reposición?. Sus majestades de oriente, con ese empaque, impresionan, incluso a este humilde Oráculo.

Esta mañana hablé con una de vosotras y me dijo que otra sin nombre no era feliz con su actual "costilla". Decir que debemos admitir que, cuando una determinada persona tiene "tan mala suerte" con tooooooodas sus costillas, igual debe plantearse que no todas las costillas están podridas, sino que quizás no le gustan las costillas o la falta de gracia es de ella a la hora de aliñarlas. Hay personas condenadas a la infelicidad porque huyen de su contraria. Eso es así, en Delfos, en Moratalaz y en China.

El Oráculo de Delfos ha hablado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado oráculo. Creo que yo soy la de la costilla. En serio crees que busco malos chicos, o es que quieres decir que soy una amargada y que por tanto estoy condenada a sufrir?.

R

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Pues creo que no, aunque por la inicial, y sabiendo quien tiene acceso a este blog, tenéis el mismo nombre. En referencia a ti, decirte que no sabía que eras infeliz con tu costilla, y que si lo eres, y necesitas algún consejo ya sabes que este oráculo será completamente irresponsable y te dará un consejo poco pensado.

De hecho, déjame decirte que no sabía ni que tenías costilla.

Píde al oráculo que este, en la medida de lo posible, intentará ayudarte. Ahora, si lo que quieres es ampliar tu "chorvo-agenda", no tengo yo material que ofrecerte. Como mucho, flaco consuelo.

El Oráculo d Delfos ha hablado

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo