martes, 28 de octubre de 2008

Matar al mensajero

Lo estoy viendo venir.. ¿Y que te ha dicho, y que te ha dicho?.... Y cuando contamos que nos han dicho y no gusta, la culpa es evidentemente del mensajero. Este Oráculo es lo suficientemente independiente y ufano como para no deberse a tamaños juegos, avatares de tontos enamorados.

El Oráculo dice lo que dice. El oráculo no miente, ni interpreta. El oráculo es sagrado, y si no te gusta, pues no acudas a él.

¿Quieres que te diga lo que quieres oir o quieres que te cuente lo que realmente opino de tu circunstancia?. Este oráculo no es mercenario. Se debe a sí mismo. Tu torpeza es sólo tuya, al igual que tu virtud. Sigue mi camino si así lo deseas, y si no, busca lindes alternativas, pero nunca, nunca, te atrevas a juzgarme porque este Oráculo da los consejos que jamás pide.


El Oráculo de Delfos ha hablado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo. Siempre matamos al mensajero. Pero todos, todos.

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo