domingo, 10 de enero de 2010

CARDAMOMO




- Rarezas de la Pitia: Me ponen los tíos con falda y la palabra Cardamomo.
-¡ Nos ha jodido!, hay faldas y tíos, tíos y faldas...
- ¿Y el cardamomo?.
- Puede que por el olor.
- Me turba su sonido de caja, su quejido de seda rasgada a empellones de amor o lo que sea. Es un paso negro y descalzo en albero escondido. Un sucedaneo de lo que pudo ser aunque no llegué ni a soñarlo. A sangre en el labio vivo y de una noche cualquiera, como a revolcón de marca blanca pero que se come a cucharadas espesas, no se, marrón, rasposo. Suena a falda de tío con torso desnudo que suda y te mira guarro pero vencido. Flequillo a los ojos, ombligo de plata negra y los nudillos de piedra.
- Ponme un gramo... 
- ¿De cardamomo?.
- ¿Qué si no?...
- Ay...
- ¿Te duele?
- No, me sale un suspiro doble.
- On the rocks?.
- On the leches, no te jode...
- Jodido carácter el de la bruja.
Suspiro (doble).
- Ya.. será que le tengo intolerancia al cardamomo.
- Si, como el que le tienes al pescado, a las almendras y a la piña... puta mentirosa.
- Largo de mi templo.



1 comentario:

darko dijo...

me ha encantado el texto, de verdad, es precioso :)

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo