martes, 15 de marzo de 2011

PLAGIAR OBSESIONES




Me he encontrado de todo y aun así me sigue sorprendiendo lo que me cae a los pies cada día y lo miro como si cada vez fuera la primera.

Lo último: el plagiador de obsesiones.

Los hay que ante la falta de rarezas propias o por la inseguridad de sentir que las suyas no son lo suficientemente vistosas como para enseñar a las amistades, deciden copiar las de los demás, aunque sean vergonzantes para sus dueños o incluso estúpidas desde cualquier punto de vista.

Además del absurdo "per se"el problema de adoptar es una obsesión es que, como la ropa, nos puede venir holgada o chica, o puede que el color no combine con nuestro pelo o nos . En ocasiones podemos incluso estirarla hasta el esperpento  hasta dejarla tan desvirtuada que ni el mismo dueño pueda reconocerla.

Las obsesiones tienes profundas causas que se enraizan con deleite en los mas profundo de la naturaleza humana. Las plagiadas, aunque de buena factura inicial, son como de Hiper-Asia y se despeluchan con facilidad. La falta de raiz las hace secarse pronto y con la misma celeridad pierden las hojas.

Consejo de Pitia: confómese usted con sus propias obsesiones, que mi deseo de que no plagie las mías no nace del egoismo ni del miedo a dejar de ser su legítima dueña. Es más una cuestión de vergüenza ajena de la Pitia y siento decirle que las mías, a usted, le vienen grandes.

4 comentarios:

Curiyú dijo...

Quién puede plagiar una obsesión sino como una mera pose?

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Haberlos hailos, como las meigas!

Anónimo dijo...

Los hay que se tienen fobia a si mismos e intenta desesperadamente ser los otros que son curiosamente a quien odian.
Aunque odiar es malo porque desgasta.

llamameloca dijo...

En este mundo, donde todo se fabrica en serie, donde todo se copia, la originalidad ha perdido valor, y nuestros objetivos se centran en que nuestro plagio sea más famoso que su precursor.

Para muestra un botón... Yo he plagiado tu blog, pero te puedo asegurar que es por admiración, no por inseguridad... ¿o sí?

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo