miércoles, 26 de noviembre de 2008

UNIVERSO EN EQUILIBRIO




A vosotros, adoradores de los dioses, sea cual sea su naturaleza:
Justicia divina. Justicia humana. Justicia universal.

Quiero pensar en el equilibrio. Veo la balanza. No abarco a entenderla porque su dimensión es infinita. Uno a uno todos los actos con independencia de su etiquetaje van tomando lugar en uno u otro platillo. Temo que todo se desbarate pero no ocurre porque el Universo es experto en platillos chinos, un maestro del equilibrio.

El problema es que a veces no contamos ni con el tiempo ni con la paciencia suficiente como para esperar a que un acto se compense en el platillo gemelo. Entonces pensamos que la vida es injusta. Este humilde oráculo mantiene que no es así. El tiempo termina poniéndolo todo en su lugar, como dice la canción "el tiempo sabe poner cada cosa en el sitio que cabe".

La persona es un poliedro de múltiples caras. A veces el fulgor no es más que un fuego fatuo. El oro se confunde con pirita. La risa con felicidad. Simplemente espera, rasca un poco. No te precipites. Deja que el Universo le busque al veneno el frasco adecuado: debe ser pequeño, verde y con tapón de corcho.

Equilibristas estelares. También los hay de medio pelo. Como en casi todo, tú decides si te enganchas al Circo del Sol o quizás a los titiriteros de la cabra que sube a la silla.

Espero aclarada la cuestión.


El Oráculo de Delfos ha hablado

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Como decia ayer. Hace tiempo que deje de pensar en equilibrios y platillos chinos. Es difícil, dificilísimo. He aprendido a vivir estadios distintos, "planos" distintos. Distintos unos de otros, incompatibles, ¿porque no?, pero cada uno con su esencia. Admito esta en frasco pequeño, verde y con tapón de corcho. Pero no tiene porque ser un veneno. Puede ser un perfume, un agua de colonia, un cinturón, me gusta tu cinturón, siempre me gustó. Todo aquello que cada uno de los planos nos aporte y verdaderamente nos interese conservar, conservar en nuestra memoria y que nos ayude a identificarlo. A veces sera Oro, otras veces Pirita, una Risa, un momento de felicidad, o el Fulgor de cada uno de los instantes que nos queda, cuando ya no queda nada.
¿Qué nos queda, cuando ya no queda nada? Nuestra colección de frasquitos verdes con tapón de corcho.
No descartes la chispa de los titiriteros, algunos de los números del Circo de Sol, son aburridos.
Talipón. Gracias.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Titiritero halehop, de feria en feria. Siempre pegados a sus miserias. (Es una canción de Serrat que me encanta). No hay que leerla, solo escucharla, así que supongo será de tu gusto.

Hoy hemos andado en la cuerda floja. ¿Os parece bonito los dos guerreros contra la pobre Síbila?

Capoeira. Todo el tiempo Capoeira.

Anónimo dijo...

Sibila es mas fuerte de lo que aparenta, y nosotros no somos tan guerreros como queremos aparentar.
Embobados, tensos, nerviosos, jugando a las prendas dialecticas. Rebuscando entre las insinuaciones, perdiendo la mirada o intentando fijar en el tiempo un momento que no deberia pasar, que debiera ser eterno. Por que no? Acaso no nos lo merecemos, acaso no disfrutamos como niños, que esperan que les digan lo bien que les ha quedado su garabato sin sentido, sobre un papel importantemente arrugado, en el esfuerzo del trazo que solo él sabe que quiere decir.
Capoeira en la cuerda floja, dificil desafio ante la gravedad. La gravedad que supone lo efimero de momentos que a veces parecen mentira o otras veces parecen no ser verdad, como diria Antonio Vega, en una de sus canciones leibles, ademas de escuchables.

Talipón. Gracias.

Pd. Princesa Bombera?? no se a que se refieren. Estos del Tomate!! No me dejan vivir tranquilo. Joe.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Me gustaría saber de habláis los dos lobos feroces cuando me alejo, si es que habláis de algo. Es un ataque de ego. Me gustaría que dijeseis cosas hermosas.

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo