viernes, 9 de octubre de 2009

PIEDRA SOBRE PIEDRA



.. he de levantar, el dique que frene el brío de tu amor"
Hoy es viernes. No tengo gran cosa que decir y dicen que cuando no se tiene que contar mejor callar. Pero es superior a mis fuerzas. Soy tan ególatra que canto cuando no tengo nada que decir por el mero placer de escucharme. Soy una pedante, lo se.
Dicen que la venganza se sirve en plato frío. El problema surge cuando el contenido del plato de tanto esperar a enfriarse ha terminado por echarse a perder. Eso me pasa a mi. Llevo cinco años esperando a ver en el lugar que yo estuve a muchos que entonces no me comprendieron. Llevo cinco años esperando a verles sufrir en sus carnes todo el miedo, la impotencia y el desasosiego que yo sentí. Llevo cinco años esperando a que la soledad les amordace como en su día pasó conmigo. Cinco años ensayando mi actitud de burla ante ellos. Cinco pensando en la desprotección que sentirán al ver que yo no hago ni el menor caso de sus súplicas. Cinco esperando a decir "¿ves como era duro?".
Ahora llega el momento y el plato ya no sé ni donde está. Sólo encuentro un postre lácteo de sabor dulce en cuya etiqueta pone PIEDAD. ¿Qué hacer?.
Gotéo lento pero estable que son sus quejas. Y son más las que vendrán.

3 comentarios:

Yo mismo dijo...

De que sirve la venganza? para igualarnos a alguien que nos ha hecho daño? mejor no ser iguales en eso. El tiempo pone a cada uno en su lugar.

Tara dijo...

por qué no la cambias por indiferencia?
que pasen otros cinco, si quieren...

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Yo lo que quiero no es venganza. Es una disculpa. Pero ciertamente, no haré nada. Simplemente me despediré a la francesa, huiré de la quema como hicieron ellos cuando yo los necesité.

Se ha producido un error en este gadget.

Océanos

Océanos
Los sin fondo